Por: Rocío Sandí.  14 marzo
Los muchachos fueron llevados a la Fiscalía. Foto: MSP.
Los muchachos fueron llevados a la Fiscalía. Foto: MSP.

Los oficiales de la Fuerza Pública detuvieron a 12 muchachos que, al parecer, tenían toda la intención de rayar edificios.

Los arrestos se dieron este miércoles minutos después del mediodía.

Los uniformados vieron a los jóvenes reunidos en el parque Central de Chepe y como notaron que llevaban tarros de pintura en aerosol sospecharon que pretendían seguir los pasos de los mal educados que el jueves pasado en la noche rayaron paredes en varios edificios e iglesias de la capital.

Luego de ponerse de acuerdo los sospechosos se fueron todos juntos caminando como hacia la plaza de la Democracia, pero los policletos no los dejaron llegar.

La Policía les decomisó las latas de pintura. Foto: MSP.
La Policía les decomisó las latas de pintura. Foto: MSP.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó que los arrestados fueron cinco mujeres de apellidos Montero, Yujmets, Jiménez, Aguilar y otra cuya identidad está pendiente de verificar; agarraron también a siete hombres apellidados Rivera, Morera, Tellerías, Zúñiga, Goycoechea, De León y Richmond.

Los policías llevaron todos los sospechosos a las oficinas del Ministerio Público.

Según informó Erick Calderón, director de Fuerza Pública de San José, ellos mantienen medidas de vigilancia en el centro de la provincia luego de que el pasado 8 de marzo varias muchachas hicieran loco.

Este es uno de los grafitis que varios jóvenes hicieron el jueves 8 de marzo. Foto: Eillyn Jiménez.
Este es uno de los grafitis que varios jóvenes hicieron el jueves 8 de marzo. Foto: Eillyn Jiménez.

En aquella ocasión, en la jornada del Día Internacional de la Mujer, las iglesias de Nuestra Señora de La Merced, La Soledad y Nuestra Señora de Luján aparecieron pintadas con mensajes y grafitis hechos con pintura en espray durante la noche de ese día y la madrugada del viernes 9.

Por esos hechos las autoridades detuvieron a cinco personas, entre ellas dos hijas del exministro de Cultura Manuel Obregón.

Esos jóvenes tienen un proceso abierto por el delito de “daños al patrimonio histórico-arquitectónico”. Según la ley podrían ser sancionados con prisión de uno a tres años.