Adrían Galeano Calvo.12 octubre
Se presume que la gasolina fue sacada de una estación de combustible cercana. Foto MSP
Se presume que la gasolina fue sacada de una estación de combustible cercana. Foto MSP

En medio de un recorrido preventivo, un grupo de oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas lograron detener una panga que llevaba siete estañones llenos de gasolina que en apariencia había sido robada.

El decomiso se llevó a cabo a eso de las 7 p.m. de este jueves en Caño Blanco, al norte de barra del Pacuare, en Limón.

Mientras patrullaban la zona los uniformados se toparon con un hombre que llevaba una panga llena de estañones y decidieron ver de qué se trataba.

“A bordo de la embarcación solo se encontraba el operador, quien portaba una pistola cuya documentación se hallaba al día, razón por la cual no le fue decomisada”, informó la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad.

Las autoridades indicaron que no encontraron ningún motivo para detener al hombre, por lo cual lo dejaron ir después de pedirle sus datos personales para tenerlo bien identificado.

El hombre tuvo que irse con las manos y la lancha vacías porque los oficiales decomisaron los estañones, que contenían 1400 litros de gasolina por las sospechas de que es robada.