Sucesos

Guardia de honor dará último adiós a bombero fallecido en accidente de tránsito

Andrés López perdió la vida en un accidente de tránsito ocurrido este miércoles

Escuchar este artículo

El bombero Andrés López Méndez, quien falleció este miércoles en un accidente de tránsito, será despedido con todos los honores en su último día en la estación de Bomberos de Tibás, que era como su segundo hogar.

Así lo contó Alex Quirós, jefe de batallón de dicha estación, quien explicó que los compañeros de López realizarán un homenaje para darle el último adiós a su compañero.

“En este momento el cuerpo esta a breves minutos de que salga de Medicatura Forense, apenas la funeraria retire el cuerpo va a ser llevado a la estación de Bomberos de Tibás, tal vez pasado el mediodía.

“Ahí va a tener una guardia de honor por dos horas, luego como a las dos de la tarde saldríamos para Alajuela, ahí se realizará su vela y este viernes sería trasladado a la Iglesia de La Agonía en Alajuela para su funeral”, detalló.

El accidente que le costó la vida a López ocurrió a las 2:42 p.m. de este miércoles, frente al lago del parque de la Paz, cuando la moto en la que viajaba chocó contra un tráiler y quedó prensado debajo de este. Andrés falleció poco después en el hospital Calderón Guardia.

Mucha trayectoria

Quirós contó que Andrés tenía una amplia trayectoria en el Cuerpo de Bomberos, desde que en el 2006 se unió a la institución como bombero voluntario.

“Estuvo en diferentes estaciones como en Alajuela, Belén, Poás y la última en la que estuvo fue en Tibás, donde se desempeñó como maquinista. Era una persona muy anuente a la capacitación, al estudio y con muchas ganas de superarse”.

Se supo que López estaba preparándose pues deseaba formar parte de la unidad especializada de rescate del Cuerpo de Bomberos.

“Lo vamos a recordar como un gran compañero y un excelente bombero, no hay nada que reprocharle ni mucho menos”

—  Alex Quirós, bombero

Gran vacío

El jefe de batallón dijo que la trágica muerte López dejó un enorme vacío en la estación y en el corazón de todos los que lo conocieron.

“Es un vacío y una situación bastante incomoda, porque no es normal perder a compañeros jóvenes y menos en una situación como esa, que es la que realmente nosotros atendemos, es el día a día nuestro, pero muy pocas veces con un compañero.

“Es difícil cuando uno como rescatista está atento a salvar a cualquier persona, pero cuando nos toca un compañero la situación es más difícil”.

“Todos teníamos la fe de que esto saliera bien, pero lamentablemente las lesiones no lo permitieron”

—  Alex Quirós, bombero.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.