Alejandra Portuguez Morales.21 septiembre

Dos helicópteros han estado sobrevolando en diferentes partes del país, la mayoría de veces en las mañanas.

Las naves andan sin rotular, lo que ha despertado la curiosidad de la gente, por lo que nos pusimos detrás del asuntó para ver por dónde anda el asunto.

Los helicópteros los donó el gobierno de Estados Unidos a Costa Rica y durante estos vuelos los pilotos estadounidenses están entrenando a los del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) del Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

Los entrenamientos son desarrollados por la Oficina para Asuntos Antinarcóticos, Seguridad Ciudadana y Justicia (INL, por sus siglas en inglés) de la Embajada de Estados Unidos.

Los helicópteros que donó el Gobierno de Estados Unidos son un chuzo, porque pueden operar en terreno montañoso y condiciones variables. Foto MSP
Los helicópteros que donó el Gobierno de Estados Unidos son un chuzo, porque pueden operar en terreno montañoso y condiciones variables. Foto MSP

Los pilotos que dan estos cursos son parte de un equipo que ha trabajado en programas de aviación en Colombia, El Salvador y Honduras, entre otros.

Durante dos años se estarán viendo las aeronaves sobrevolar, ya que es la duración del proyecto, durante este tiempo están entrenando, además de pilotos, al personal de las áreas de mecánica y logística del SVA, al final, si ganan todos los cursos de manera oficial los helicópteros pasarán a ser propiedad de Costa Rica.

Estas navezotas son modelo UH-IST, tienen capacidad para 12 personas, durante los entrenamientos el número de ocupantes varía según el ejercicio que realicen.

Las aeronaves llegaron al Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) en marzo anterior. Foto: Rafael Pacheco
Las aeronaves llegaron al Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) en marzo anterior. Foto: Rafael Pacheco

Además, las horas de entrenamiento dependen de las condiciones del tiempo, de la ruta de vuelo y otros factores.

“El propósito es que al cabo de los dos años de entrenamiento los pilotos cuenten con las horas necesarias para certificarse como pilotos de UH-IST”, explicaron en la oficina de prensa de la Embajada Americana.

Los vuelos los están haciendo en todo el territorio nacional, ya que buscan que los helicópteros incrementen la capacidad del SVA en la atención de emergencias, ayuda humanitaria, transporte de equipo y personal a zonas más remotas, patrullajes preventivos.

Estos helicópteros son muy chuzos porque pueden operar en terreno montañoso y condiciones variables, ideales para la diversa geografía de Costa Rica.