Sucesos

Custodio se despidió de su familia tres días antes de ser asesinado

Hermana su utilizó perfil de Facebook para enviarles un mensaje a los asesinos de su hermano Hernaldo Gutiérrez

El custodio Hernaldo Gutiérrez Arburola, de 32 años, se despidió de su familia tres días antes de que un supuesto grupo de delincuentes lo matara a balazos al intentar asaltar el camión remesero de la empresa Proval que este protegía.

Así lo contó su hermana, Lorelly Fallas Arburola, quien dijo que ella y su familia se enteraron de ese mensaje de despedida hasta la mañana de este domingo, un día después del crimen de Gutiérrez, ocurrido el sábado en las afueras del Banco Nacional de Cariari de Pococí.

“Él habló hace poco con mi abuelita y le dijo que nos amaba a todos, que si a él le llegara a pasar algo que supiéramos que nos amaba, porque él sabía que tenía que ir a lugares muy peligrosos, como Limón justamente. Ella nos contó eso hasta este domingo”, detalló Fallas.

Lorelly dijo que su hermano era consciente de lo riesgoso que era su trabajo, pero él nunca sintió miedo, más bien se sentía muy orgulloso de laborar como custodio de valores.

“Todos los días llegaba muy tarde a su casa en Tres Ríos de Cartago, donde vivía solito. Él madrugaba mucho, pero nada de eso le importaba porque estaba muy orgulloso de llevar ese uniforme”.

Terrible noticia

La noticia sobre la muerte de su hermano le llegó a Lorelly de la peor forma, pues se enteró del trágico hecho cuando estaba revisando publicaciones en Facebook.

“Me di cuenta porque vi la noticia en la página de Cariari Informa, así que de inmediato revisé el WhatsApp de Hernaldo y vi que se conectó por última vez al mediodía, entonces lo llamé una y otra vez, pero no contestaba, y él siempre nos contestaba”.

Fallas confirmó la trágica noticia por medio de un video que circuló en redes sociales, en el cual se observaba a un custodio sin vida dentro de un caño. Ella se dio cuenta de que era Hernaldo por el tatuaje que tenía en uno de sus brazos.

Por este caso las autoridades están investigando a cinco hombres de apellidos, González, Pérez, Bustos, Salas y Madrigal, que fueron detenidos el sábado mientras se escondían en una zona boscosa ubicada a kilómetro y medio de la sucursal bancaria.

Se informó que se capturó a otro sujeto, porque contaba con orden de captura, pero no han determinado si tiene relación con el ataque.

Papá esforzado

Fallas describió a su hermano como un hombre muy valiente y esforzado, que hacía hasta lo imposible para que a sus dos hijos, de 10 y 4 años, no les faltara nada.

“Era un papá muy orgulloso de sus hijos, con mucho amor, no había día en el que no los llamara. Como vivía tan lejos aprovechaba cualquier feriado o día libre que tuviera y se iba desde Cartago hasta Buenos Aires de Puntarenas para visitarlos, incluso si era necesario pedía un permiso sin goce de salario para el siguiente día, siempre fue muy atento”.

Una de las cosas que más le duelen a Lorelly es que Hernaldo ya no podrá estar al lado de sus hijos, ni los verá graduarse de kínder ni sexto grado, que era una de las cosas que él más anhelaba.

No tenían derecho

La mujer dijo que los desalmados no tenían derecho a quitarle la vida a su hermano, pues incluso los superaban en número a él y a su compañero, quien sobrevivió a la balacera.

“Él solo hacia su trabajo, ¿acaso estaba mal? Él y su compañero, solo estaban trabajando, eran dos humildes trabajadores y ustedes asesinos eran cinco o quizás más, ¿Por qué matarlo? ¿Por qué hacen eso? ¿No tienen familia, hijos? ¿No sienten el dolor, no respetan la vida?.

“No tenían derecho a matarlo así, a dejarlo tirado en un caño. No tenían derecho a tirarle no sé cuántas balas”.

Fallas agregó que no existen palabras para expresar el gran dolor que sus seres queridos sienten, el mismo de la familia de Sharon Hernández Alpízar, la joven, de 19 años, que falleció en la balacera.

“Ojalá este mensaje llegue a ustedes, a ustedes que matan, a ustedes que agreden, a ustedes que creen que meterse en drogas o narcotráfico es un juego, a ustedes que causan dolor, a ustedes que dejan niños, madres, esposas, hermanos, a muchos sin consuelo”.

La mujer contó que el grupo Proval se va a hacer cargo de todo lo relacionado con la funeraria, por lo que esperan darle sepultura a su hermano este lunes (no precisó la hora) en el cementerio de Buenos Aires de Puntarenas.