Adrían Galeano Calvo.17 julio, 2020
Los Chuckies ataca por el barrio donde está la estación de Bomberos. Foto ilustrativa del parque de Paraíso.
Los Chuckies ataca por el barrio donde está la estación de Bomberos. Foto ilustrativa del parque de Paraíso.

Los vecinos de Paraíso de Cartago viven aterrados por culpa de tres hermanos: dos muchachas de 16 y 14 años, y un jovencito de tan solo 12, quienes por sus fechorías se ganaron el apodo de los Chuckies.

Los tres menores son señalados, e investigados por las autoridades, como sospechosos de cometer distintos delitos en el cantón brumoso, los cuales van desde las amenazas hasta las agresiones con armas filosas.

Trascendió que la tarde de este viernes 17 de julio las dos hermanas fueron detenidas por orden de la Fiscalía Penal Juvenil debido a las causas abierta que hay en su contra. De momento las autoridades no han tomado alguna acción relacionado con el menor de 12 años.

Según los vecinos ya son varios meses viviendo esta pesadilla por culpa de los Chuckies, incluso dijeron que muchos de ellos viven encerrados por temor a ser atacados o insultados por el solo hecho de estar sentados en el corredor de su casa.

“Se han dado agresiones en contra de los vecinos, a otros les apedrean las casas y los carros. Los sábados ellos se van a las afueras de la feria para esperar a los adultos mayores y robarles las bolsas de las compras y aparte de eso les quitan la platita”, contó una vecina, quien pidió que su nombre no fuera publicado.

“Este barrio ha sufrido mucho con esa familia, me duele porque son menores de edad”, dijo uno de los vecinos.
Atacado e insultado

Don Pablo, como llamaremos a unos de los vecinos afectados, contó que los hermanos no solo se meten con los adultos mayores, también hacen de las suyas con los más pequeños. Incluso contó que, supuestamente, el menor de los Chuckies amenazó de muerte a dos niños que viven en su casa.

“En eso veo que vienen los papás (de los Chuckies) y las dos chiquillas, entonces yo salí a hablar decentemente con el señor, pero en eso se me abalanzaron, sin importar que soy discapacitado”, añadió.

Además, aseguró que hace unos días fue atacado por las dos hermanas cuando él trató de hablar con sus papás para reclamarles por los insultos que las jóvenes lanzaron contra una viejita del barrio.

“Una hija mía salió a ayudarme cuando ellas se me tiraron encima, yo trataba de quitármelas, luego escuché que una de ellas dijo que me iba a cortar, entonces vi que sacó una lima para afilar para cuchillos y gritaba ‘te la voy a meter, te la voy a meter’, no sé cómo pasó, pero solo logró cortarme en la pierna que tengo una discapacidad”, detalló.

La conciliación se acordó este martes en los Tribunales de Justicia de Cartago. Foto Keyna Calderón
La conciliación se acordó este martes en los Tribunales de Justicia de Cartago. Foto Keyna Calderón

Otro vecino, quien también pidió que su nombre no fuera revelado, dijo que él en varias ocasiones se ha presentado al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) en busca de ayuda, pues los hermanos incluso hacen de las suyas durante la madrugada, pero hasta el momento no les han resuelto nada.

Tomando acciones

Ericka Madriz, directora de la Fuerza Pública de Cartago, explicó que ella fue notificada sobre esta situación la semana pasada, añadió que cuentan con un expediente con todos los informes policiales que se han hecho.

“Estamos trabajando en una coordinación interinstitucional para que se pueda determinar cuál es la atención que se le va a dar al caso de forma integral”

5 causas abiertas tiene la Fiscalía Penal Juvenil de Cartago contra los hermanos.

“La medida inmediata a partir de la notificación de los vecinos ha sido mantener el patrullaje, pero si tenemos una coordinación directa con ellos, estamos en comunicación todo el día y parte de la noche, ellos saben que pueden llamarme a la hora que sea si se presenta alguna situación”, explicó Madriz.

Investigados

Por su parte, la Fiscalía Penal Juvenil de Cartago le confirmó a La Teja que existen cinco investigaciones abiertas contra los hermanos como sospechosos de los delitos de lesiones, agresión con arma, desorden y amenazas personales y a funcionario público.

“Como se trata de causas que se siguen en contra de personas menores de edad, la ley no nos permite ampliar ningún otro detalle. Sin embargo, la Fiscalía señaló que se encuentra dándole un abordaje integral a los expedientes, por lo que también ha coordinado acciones en conjunto con el Patronato Nacional de la Infancia y la Fuerza Pública de la zona”, detalló el Ministerio Público.

El PANI señaló que están enterados del caso y que le han venido dando seguimiento, pero indicaron que no podían dar más detalles por tratarse de menores de edad.

“Existe proceso especial de protección (incluye medidas de cuido provisional y abrigo temporal) y se está dando seguimiento sicológico, socio y legal; así como coordinado con el Poder Judicial, tanto con la Fiscalía Penal Juvenil como el Juzgado de Familia”

“El PANI ha intervenido en reiteradas ocasiones y por distintas razones, que por ser personas menores de edad, revisten de carácter confidencial”, informó la institución.