Un abogado habría ayudado a los sospechosos a hacer el traspaso del terreno, ubicado en Guápiles

Por: Adrían Galeano Calvo, Reyner Montero 17 diciembre, 2020
Los hermanos fueron detenidos este jueves a las 6 a.m. en Pococí. Foto OIJ.

Dos hermanos de apellidos Sequeira Jarquín fueron detenidos porque son sospechosos de amenazar a un señor de 66 años con hacerle daño a su familia si él no pasaba una de sus propiedades a nombre de otra persona.

La Policía Judicial también detuvo a un abogado apellidado Rojas Rojas, de 44 años, porque habría ayudado a los hermanos con el trámite.

A los hermanos los agarraron la mañana de este jueves por medio de tres allanamientos hechos en Pococí, Limón.

El mayor fue pescado en La Rita, al menor lo agarraron en La Guaira de Guácimo, y el abogado fue detenido en su bufete, en Cariari.

¢35 millones le exigieron los hermanos a la víctima.

Los hechos por los cuales fueron detenidos ocurrieron la mañana del 24 de junio de este año.

Aquel día el señor de 66 años, cuya identidad no se dio a conocer, se encontraba dentro de su finca en Guápiles, esperando a un supuesto comprador interesado en ese terreno.

El OIJ allanó el bufete de Rojas y decomisó documentos importantes para el caso. Foto: Reyner Montero.

“En ese momento, al parecer, llegaron los hermanos, cada uno en un carro, y en apariencia, lo amenazaron con pistolas y le dijeron que tenía que entregarles 35 millones de colones o de lo contrario le harían daño a su familia y en apariencia le enseñaron fotografías de sus seres queridos”, detalló la oficina de prensa del OIJ.

Como el señor les dijo que no tenía esa millonada, los hermanos lo obligaron a manejar hasta el bufete de Rojas. En el trayecto lo iban custodiando con un carro adelante del suyo y otro detrás.

“Lo habrían obligado a firmar un documento donde le traspasaba la finca a una tercera persona (cuya identidad no se conoce)”, añadió el OIJ.

Como si eso no fuera suficiente, pocos días después los hermanos habrían contactado de nuevo al señor para decirle que si no les daba dinero le harían daño a su familia, fue cuando el afectado decidió ir a denunciar.