Alejandra Portuguez Morales.23 septiembre

Un hombre y una mujer de apellidos Madrigal Quirós, quienes son hermanos, pasarán tres meses en la cárcel como sospechosos de pertenecer a una banda que buscaba indigentes, los bañaba, les daba ropa limpia y los mandaba a los centros penales a meter celulares y drogas.

Junto a los hermanos, también son sospechosos otro tipo de apellido López Badilla y una mujer apellidada Quirós Corrales, ambos pasarán el mismo tiempo tras las rejas.

La Fiscalía Adjunta del II Circuito Judicial de San José investiga a estas cuatro personas por trata de personas, violación calificada y privación de libertad agravada.

La trata de personas es por supuestamente buscar a personas en condición de vulnerabilidad; la violación debido a que las víctimas al parecer debían esconderse los aparatos y la droga en sus partes íntimas; y la privación de libertad porque se sospecha que se los llevaban a una casa en Dulce Nombre de Coronado, donde en apariencia los alistaban.

La Fiscalía le ordenó a los agentes del OIJ allanar una casa en Dulce Nombre de Coronado en donde al parecer llevaban a los indigentes. Fotografía José Cordero
La Fiscalía le ordenó a los agentes del OIJ allanar una casa en Dulce Nombre de Coronado en donde al parecer llevaban a los indigentes. Fotografía José Cordero

La Fiscalía le ordenó a los agentes del OIJ allanar dicha vivienda la tarde del viernes anterior. Los agentes encontraron evidencia importante que vincula a los cuatro detenidos con la organización y fue este sábado que les impusieron la medida cautelar.

Las autoridades presumen que la banda habría logrado meter bajo esta modalidad algunos artículos en la cárcel Jorge Arturo Montero, más conocida como La Reforma; sin embargo, esto es parte de la investigación.

El Ministerio Público concluyó diciendo que debido a que la causa se encuentra en una fase que es privada, tal como establece el artículo 295 del Código Procesal Penal, no darían más información.

La Unidad Canina del OIJ también registró la vivienda en donde encontraron evidencia importante. Fotografía: José Cordero
La Unidad Canina del OIJ también registró la vivienda en donde encontraron evidencia importante. Fotografía: José Cordero