Rocío Sandí.Hace 5 días

El pueblo siquirreño está de luto por la muerte del empresario Víctor Rubí Quirós, de 63 años, quien murió atropellado la noche del jueves pasado cuando salió de trabajar.

El Organismo de Investigación Judicial informó que, al parecer, Rubí se bajó de un bus en Siquirres y trató de cruzar la calle, pero fue atropellado por un carro que iba en sentido Limón - Siquirres.

El señor, del impacto, cayó en el otro carril, donde fue golpeado por otro vehículo.

Víctor era mecánico de herramientas agrícolas. Foto: Cortesía de Andrea Rubí.
Víctor era mecánico de herramientas agrícolas. Foto: Cortesía de Andrea Rubí.

El chofer del primer carro huyó de la escena; el del segundo es un hombre de 47, años a quien le hicieron la alcoholemia y dio negativa.

El suceso se dio poco antes de las 8 p. m. en Palmiras de Siquirres.

Andrea Rubí, hija de don Víctor, contó que ella se enteró de la tragedia porque un vecino llegó a contarle.

"Él era un ejemplo de persona, siempre fue entregado a su familia, creyente en Dios, buen amigo. Todas las personas que lo conocieron saben que él nunca negó una ayuda, un consejo, una cita bíblica o hasta una regañada cuando era necesaria.

"Nosotros vivimos en San José, pero hace más de treinta años nos vinimos para Siquirres. Con mucho esfuerzo él empezó a trabajar y levantó su negocito, él era mecánico de equipo agrícola y siempre fue un gran maestro, nunca se negó a enseñar lo que él sabía porque sabía que así le daba armas a la gente para que se superara como lo hizo él.

Rubí siempre dio todo por su familia, esa fue su motivación. Foto: Cortesía de Andrea Rubí.
Rubí siempre dio todo por su familia, esa fue su motivación. Foto: Cortesía de Andrea Rubí.

“Mi papá nació en Parrita y andaba descalzo, pero se esforzó mucho por salir adelante. Creció en una familia de nueve hijos que tenía muchas limitaciones, pero con el pasar de los años demostró que a base de esfuerzo, se puede crecer”, aseguró Andrea.

Víctor era dueño de un edificio que estaba en el centro de Siquirres, alquilaba los locales y ahí tenía una tienda de herramientas agrícolas, entre ellas motoguadañas. Además, viajaba con frecuencia a otras negocios similares que tenía en la zona.

Andrea Rubí, hija del empresario: “Mi papá tenía 63 años, pero estaba como un chiquillo de 15, era alegre, sano y muy activo”.
Abuelo amoroso

Rubí tuvo cuatro hijos: dos hombres y dos mujeres, además ocho nietos que amaba mucho. Él siempre le dio el primer lugar a la familia.

"La última vez que vi a papi fue el miércoles en la noche, él todos los días, cuando salía del trabajo, pasaba a mi casa a saludarme a mi y a mis dos hijas y luego se iba para la casa de él que está a la par.

Este fue el segundo carro que golpeó al empresario. Foto: Reiner Montero.
Este fue el segundo carro que golpeó al empresario. Foto: Reiner Montero.

“El legado que dejó es incalculable, nos enseñó a luchar contra la adversidad, a ser honestos en cada cosa que hacemos y a valorar y defender la familia siempre”, contó Andrea.

Gerardo Rubí, sobrino del pulseador, también lo recuerda como un hombre de buenos sentimientos y con una conducta intachable.

“No hay nada que yo le pueda reprochar a mi tío, él siempre fue un hombre recto, tenía una vida llena de valores porque era creyente en Dios, siempre iba a la iglesia con su familia”, expresó.

Hannia Rubí, otra sobrina de don Víctor, dice cada vez que alguien conversaba con él recibía un mensaje de fe porque llevaba a Dios en el corazón y siempre tenía una sonrisa que inspiraba confianza.

Los allegados del empresario le piden a los choferes tener mucha precaución, sobre todo en esta época lluviosa, para evitar que más familias pasen por el dolor que ellos están viviendo.

El cuerpo de don Víctor descansará en el cementerio del centro de Siquirres.

8 nieticos tenía Víctor Rubí
Víctor siempre fue un abuelo muy cariñoso. Foto: Cortesía de Andrea Rubí.
Víctor siempre fue un abuelo muy cariñoso. Foto: Cortesía de Andrea Rubí.