Silvia Coto, Jorge Umaña.11 septiembre, 2017
Andrés Peraza Molina, hijo de Norma y hermano de Jeshua y Marco, se salvó por quedarse con su novia. Foto: Albert Marin
Andrés Peraza Molina, hijo de Norma y hermano de Jeshua y Marco, se salvó por quedarse con su novia. Foto: Albert Marin

La decisión de no subirse a un carro por quedarse con la novia le salvó la vida a Andrés Peraza Molina, de 17 años.

En ese vehículo murieron su mamá, Norma Cristina Molina González de 39 años, y sus hermanos, Marco de 21 años y Jeshua de 7, ellos son tres de las cinco víctimas del accidente en Coyolar de Orotina de este domingo. 

El joven le contó este lunes a La Teja que está muy afectado por lo ocurrido ya que perdió a gran parte de su familia. 

“Ellos iban a traer la comida para la fiesta de mi abuelo, quien estaba celebrando los 75 años. Yo hubiera ido con ellos, pero como estaba con mi novia, no quise dejarla sola”, contó el joven. 

Además de la mamá y los hermanos, en el Honda Civic, que no tenía la revisión técnica al día, viajaban el mejor amigo y la novia de Marco, Jason Alberto Mora Guerrero de 22 años y Angélica Campos Méndez, de 18 años.

Jason también murió en el lugar mientras que Angélica se encuentra grave en el hospital. 

Los cinco iban para la soda de doña Norma en Orotina, pero pocos minutos después les avisaron de la tragedia. 

Andrés comentó que su hermano no tenía licencia porque había perdido varias veces la prueba práctica, más bien en los próximos días la iba a repetir. 

En la escuela Tobías Guzmán Brenes, en San Mateo, pusieron un lazo por la muerte del pequeño Jeshua. Foto: Jorge Umaña
En la escuela Tobías Guzmán Brenes, en San Mateo, pusieron un lazo por la muerte del pequeño Jeshua. Foto: Jorge Umaña

La quinta víctima de este accidente es Gilbert Umaña Rodríguez, de 77 años y vecino de Santa Ana, quien viajaba como pasajero del carro 4x4 que chocó contra el Honda. 

El bombazo dejó a cuatro personas heridas de gravedad que están en el hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas y en el México

Además de Angélica, se trata de las ocupantes del otro vehículo: Wendy Cristina Núñez Rivera, de 31 años, su mamá María Elena Rivera Umaña, de 58 años y María Eugenia Umaña Umaña, de 68 años.


Según la versión del OIJ, el carro que conducía Marco viajaba en dirección San José - Caldera, en ese momento estaba lloviendo y, por razones que se investigan, él perdió el control del carro y empezó a dar vueltas, fue cuando el carro 4x4, que viajaba en sentido contrario, lo pegó por detrás. Todos quedaron prensados en las latas. 

Marco y Jeshua son hijos de Marco Vinicio Peraza Salas, policía de San Mateo de Alajuela. 

Doña Libia Rodríguez recuerda al pequeño con su carita pintada del Hombre Araña el Día del Niño. Foto: Jorge Umaña.
Doña Libia Rodríguez recuerda al pequeño con su carita pintada del Hombre Araña el Día del Niño. Foto: Jorge Umaña.
Escuela de luto 

El pequeño Jeshua estudiaba en la escuela Tobías Guzmán Brenes en San Mateo. En ese centro educativo colocaron este lunes un lazo negro, las maestras y otros compañeritos estaban muy tristes por lo ocurrido. 

"Lo que pasó es algo increíble porque el duelo es de todo un pueblo, envuelve a varias familias de la comunidad", dijo Libia María Rodríguez, directora de la escuela Tobías Guzmán Brenes. 

Rodríguez recordó que el viernes tuvieron la celebración del Día del Niño y que Jeshua había disfrutado mucho, él estaba en primera grado.

Doña Cristina vivía con sus tres hijos, el domingo habían celebrado el cumple de su papá. Foto: Albert Marín
Doña Cristina vivía con sus tres hijos, el domingo habían celebrado el cumple de su papá. Foto: Albert Marín

"Tuvimos la celebración del Día del Niño, le habían pintado su carita del Hombre Araña. Dios mío, no puedo creerlo, este lunes muchos niños no vinieron a clases. Tenemos aquí estudiantes que son Peraza, Mora, Molina; familias que están destrozadas”, dijo la directora. 

Pueblo golpeado 

Don Diego Zúñiga, vecino de doña Cristina y sus hijos, asegura que no pudo dormir la noche del domingo pensando en lo que pasó. 

"Nosotros éramos vecinos desde hace cuatro años, vivimos en la urbanización El Cenizaro en San Mateo. Eran una gente servicial y como parte de nuestra familia. Lo que sentía uno lo sentía el otro, la noticia sinceramente me dejó en shock", dijo el vecino. 

Diego relató que él vio a los fallecidos a las 3:30 de la noche porque estaban lavando el carro. 

"Me llamaron para informarme del accidente, fue tan impactante para mí que no pude conciliar el sueño en toda la noche, siento un gran dolor en mi corazón", dijo. 

Las causas por las que el conductor perdió el control del carro están en investigación. Foto Jorge Umaña
Las causas por las que el conductor perdió el control del carro están en investigación. Foto Jorge Umaña

El tío de Jason Mora, José Luis Guerrero, confirmó que su sobrino era el mejor amigo de Marco. 

"Mi sobrino era de Turrubares, pero muy pequeño se vino a El Barro, una comunidad cercana a Orotina. Desde hace un par de años trabajaba con su papá en una carnicería en San Mateo, todos los días viajaba de ese lugar al trabajo. El domingo estaba libre, pero tenía el carro malo, en la mañana salió de la casa y no supimos más de él hasta que nos avisaron del accidente", contó. 

Don José Luis asegura que él tuvo un presentimiento extraño a la hora en que ocurrió el accidente y fue tanto que ni siquiera pudo almorzar, pero no sabía las razones. 

"Cuando nos avisaron fue terrible, de locos. Mi mamá y mi hermana estaban muy afectadas, bueno todos en casa", dijo Guerrero. 

Los fallecidos serán sepultados este martes en San Mateo. 

Los fallecidos son Jason Mora, Marco Peraza, Norma Cristina Molina, y el pequeño Jeshua (izquierda a derecha). Foto: Cortesía familia.
Los fallecidos son Jason Mora, Marco Peraza, Norma Cristina Molina, y el pequeño Jeshua (izquierda a derecha). Foto: Cortesía familia.