Rocío Sandí.Hace 3 días

Un hombre de apellidos Hidalgo Mesén pasará 30 años en la cárcel por violar cinco veces a una menor de edad.

El sujeto era el novio de la joven y la amenazó con enseñarle unas fotos íntimas de ella a los papás si no accedía a tener relaciones sexuales con él.

El debate por el caso se llevó a cabo en los Tribunales de Goicoeceha y los jueces le dictaron a Hidalgo 10 años de prisión por cada delito, para un total de 50 años; sin embargo, debido a las regulaciones de la ley la pena se ajustó a 30 años.

El hombre le prometió a la mujer que si tenía relaciones con él borraría las fotos, pero no fue así. Foto: Grupo Nación.
El hombre le prometió a la mujer que si tenía relaciones con él borraría las fotos, pero no fue así. Foto: Grupo Nación.

La Fiscalía detalló en el juicio que el acusado cometió los delitos entre diciembre del 2014 y enero del 2015, cuando la muchacha tenía 17 años y él 25.

En ese período el hombre aprovechó que, por medio de conversaciones denominadas como “sexting”, a través de WhatsApp, tenía en su poder fotografías privadas de la menor de edad y las usó para presionarla.

Debido a las amenazas del sujeto y ante la promesa de que eliminaría las fotos, la joven aceptó tener sexo con él, sin embargo, Hidalgo incumplió su palabra y volvió a manipularla.

La Fiscalía demostró que la joven cedió a la presión debido a que sufría el síndrome de adaptación paradójica a la violencia, un proceso originado en el miedo, el aislamiento y otras condiciones.

Después de la última violación, la joven consiguió presentar la denuncia que originó la investigación y permitió llegar a la condena.

Hidalgo permanecerá en prisión preventiva mientras la resolución ya queda fija.

Otro hombre de apellidos Madrigal Loría fue condenado a doce años de prisión por violar a su esposa; la condena fue dictada por el Tribunal Penal de Heredia. La Fiscalía detalló que en el 2015, en una ocasión el hombre le pidió a la mujer que tuvieran relaciones sexuales y como ella se negó Madrigal la violó.