Adrían Galeano Calvo.13 febrero
El enfermazo ahora pasará los próximos 29 años tras las rejas. Foto: Albert Marín / Con fines ilustrativos.
El enfermazo ahora pasará los próximos 29 años tras las rejas. Foto: Albert Marín / Con fines ilustrativos.

Un enfermazo se aprovechó de la amistad que hizo con una mujer para acercarse al hijo de ella, de 8 años, y abusar sexualmente de él cuando salían a hacer “mandados”.

Por este motivo la justicia dejó caer todo su peso sobre el hombre de apellidos Álvarez Mora, quien fue condenado a 29 años de prisión por los delitos de violación y abuso sexual en perjuicio de un menor de edad.

La condena fue dictada por el Tribunal Penal de Heredia la tarde de este martes; sin embargo, fue dada a conocer por el Ministerio Público hasta este miércoles.

De acuerdo con la prueba presentada por la Fiscalía, los hechos ocurrieron entre abril y mayo del 2017, luego de que Álvarez y la madre de la víctima iniciaron una relación de amistad.

El hombre también logró acercarse al menor, quien en ese entonces tenía 8 años, para ganarse su confianza.

Según la acusación del Ministerio Público, el hombre le pedía permiso a la mujer para que el niño lo acompañara a hacer “mandados”, pero la investigación logró comprobar que Álvarez aprovechaba estos momentos a solas para violar y abusar del menor dentro de su propio carro.

“El 23 de mayo del 2017, el hombre trasladó al menor hasta su casa. En ese lugar, nuevamente, cometió estos actos en contra del niño. Posterior a este hecho, el menor le contó a su mamá lo que había estado ocurriendo, por lo que decidieron interponer una denuncia”, señaló la Fiscalía.

Álvarez estará cumpliendo prisión preventiva hasta que la condena quede en firme y se le asigne una cárcel para que descuente la condena que le recetaron.