Keyna Calderón.19 octubre
Decenas de personas le dieron el último adiós a Rándall Ulloa. Foto Keyna Calderón.
Decenas de personas le dieron el último adiós a Rándall Ulloa. Foto Keyna Calderón.

Como todo un héroe, así despidieron decenas de personas a Rándall Ulloa Chacón, de 39 años, el hombre que perdió la vida por defender a una joven que estaba siendo asaltada el jueves por la noche en el parque La Sabana.

Familiares y seres queridos le dieron el último adiós al valiente la mañana de este sábado, en un funeral que tuvo lugar en la parroquia San Rafael Arcángel en Oreamuno de Cartago.

“En esa iglesia que es enorme no entraba ni una sola persona más, eso demuestra la clase de persona que fue y el recuerdo que deja en muchos que lo apreciaban tanto”, dijo Rosibel Aguilar, esposa de Ulloa.

Karla Alvarado, quien estuvo en el cole con Rándall, fue una de las personas que se acercó para despedirse de su amigo.

“Siempre lo recordaré como un caballero, cariñoso y amable. Murió como uno héroe y Dios será el encargado de darle a su esposa y familia la paz y la fortaleza que necesitan en estos momentos”.

Ulloa fue cargado en hombros como todo un héroe. Foto Keyna Calderón.
Ulloa fue cargado en hombros como todo un héroe. Foto Keyna Calderón.

Alvarado dijo que la muerte de Ulloa es un golpe muy duro, sobre todo porque tenía muchos planes por delante, como participar en una maratón en Alemania.

Gerardo Ramírez, vocalista del grupo Los Hicsos, también se hizo presente, ya que conocía a Rándall desde que era un chiquillo.

“Sus papás son vecinos míos y él era muy amigo de mis hijos. Para mí es un héroe porque muchas personas no son capaces de hacer lo que él hizo, me imagino que el instinto de ser una gran persona y esposo lo hizo realizar eso sin pensar lo que podía suceder”, detalló.

Don José Manuel Vargas, amigo de la familia de Rándall, dijo que recordará a Ulloa como un hombre de grandes principios, quien con su última acción envío un mensaje que quedará marcado en el corazón de todos los que lo conocieron.

Rosibel Aguilar acompañó a su esposo hasta el último momento. Foto Keyna Calderón.
Rosibel Aguilar acompañó a su esposo hasta el último momento. Foto Keyna Calderón.

“Fue un gran ser humano, tanto es así que murió como un héroe, él nunca fue partícipe de ese tipo de injusticias como robos y desgraciadamente se nos va de esta forma cuando menos lo esperábamos. Sentimos un gran vacío con la partida de él y no queda más que apoyar a su familia y a su esposa”, dijo Vargas.

Además de agradecer el apoyo que ha recibido en estos días, la esposa de Rándall pidió la ayuda de la ciudadanía para dar con el responsable de este lamentable hecho y así poder llevarlo ante la justicia.

Finalmente, el ataúd de Rándall fue cargado en hombros por sus seres queridos hasta el cementerio de la localidad, donde ahora descansará en paz.