Adrían Galeano Calvo.23 febrero
El cuerpo del hombre fue encontrado en la parte trasera de una de las casas quemadas. Foto: Cortesía de Bomberos
El cuerpo del hombre fue encontrado en la parte trasera de una de las casas quemadas. Foto: Cortesía de Bomberos

El hombre que murió en el incendio que este martes destruyó dos casas en San Pedro de Montes de Oca, habría tratado de escapar por el techo de una de estas viviendas para salvar su vida.

Esta es una de las hipótesis que maneja el Cuerpo de Bomberos por el lugar en el que fue encontrado el cuerpo carbonizado. La víctima, quien todavía no ha sido identificada, es la primera persona en morir en un incendio en este 2021.

“Él estaba sobre una especie de pila, posiblemente andaba buscando la forma de cómo salir. Para mí, él quería escapar por el techo, tal vez rompiendo el cielorraso, pero no le dio tiempo”, explicó Luis Salas, jefe de Operaciones del Cuerpo de Bomberos.

El lamentable hecho ocurrió a las 6:50 de la mañana de este martes 23 de febrero en San Pedro de Montes de Oca, exactamente 600 metros al este del plantel de Tránsito de la Universidad de Costa Rica.

“Nos reportaron fuego en una vivienda, por lo que se despacharon unidades de las estaciones de Guadalupe y de la Metropolitana Sur, pero cuando llegó la primera unidad, nos informó se trataba de dos viviendas de madera prácticamente consumidas en su totalidad”, dijo Salas.

Los rescatistas se fajaron e impidieron que las llamas alcanzaran otras dos viviendas, las cuales solo sufrieron daños muy leves.

“Posterior al control del incendio, se realizó una labor de búsqueda de rutina y durante esta encontramos el cuerpo de un hombre en la parte posterior de una de las viviendas”, detalló.

El bombero explicó que habrá que esperar el resultado de la autopsia para determinar la causa de muerte, pero todo apunta a que el hombre habría fallecido por inhalar gases calientes y humo, por lo que las llamas lo alcanzaron cuando ya estaba sin vida.

Las autoridades informaron, además, que dos personas sufrieron quemaduras leves por lo que fueron llevadas a un centro médico, otras cuatro personas fueron atendidas debido a que tuvieron crisis nerviosas.

Por versiones de vecinos, trascendió que solo una de las casas consumidas por el fuego estaba habitada, la otra estaba desocupada y, en apariencia, había personas que ingresaban a esta sin permiso.