Silvia Coto, Edgar Chinchilla.22 abril, 2020
Cuando el esposo de la mujer llegó a la vivienda no la encontró. Foto: Edgar Chinchilla
Cuando el esposo de la mujer llegó a la vivienda no la encontró. Foto: Edgar Chinchilla

El misterio rodea la muerte de una mujer de 28 años, cuyo cuerpo fue encontrado por su esposo en un río en Platanar de San Carlos la mañana de este miércoles 22 de abril.

La víctima, quien estaba maniatada, fue identificada como Shirley Natalia Pérez Barrientos. Según el Tribunal Supremo de Elecciones, era madre de tres hijos, de 10, 6 y 2 años.

El hallazgo se dio en las aguas del río Platanar, a su paso por la quebrada Azul en Florencia de San Carlos, un kilómetro y medio al noreste de la escuela.

Según el OIJ, el esposo de la mujer llegó a la casa la madrugada del miércoles, al parecer, él trabaja de noche, en el turno de 6 de la tarde a las 6 de la mañana.

Según trascendió, una de las hijas de la mujer llamó al hombre para decirle que se levantó y que su mamá no estaba en la casa, que ya ella la había buscado.

El esposo trabaja en un ingenio que se ubica en la misma propiedad donde vive, por lo que supuestamente pidió permiso a su jefe para ir a ver qué ocurría.

Entonces llegó hasta la humilde casa de madera y se dio cuenta que una ventana estaba abierta a esas horas de la madrugada, por lo que decidió llamar a sus familiares para pedirles ayuda para buscar a Shirley.

El cuerpo estaba amarrado y sumergido en el río. Foto: Edgar Chinchilla
El cuerpo estaba amarrado y sumergido en el río. Foto: Edgar Chinchilla

Después de casi dos horas de estar buscándola, los familiares encontraron su cuerpo a un kilómetro y medio de la casa, en el río que pasa por la propiedad.

Shirley estaba desnuda, atada de pies y manos con cordones de zapato. Además, tenía un fuerte golpe en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

Lo que más indignó a los vecinos y familiares, es que a Ia mujer le pusieron un bulto lleno de piedras, que también tenía un broche para amarrarlo al pecho, esto para evitar que el cuerpo flotara.

La pijama y los zapatos de la mujer estaban a un lado del río.

Los familiares de Shirley dieron aviso a las autoridades, la Policía se encargó de custodiar el río e impidieron que los parientes entraran a la casa hasta que el OIJ llegara.

“Cuando llegamos ya estaba fallecida, el cuerpo estaba dentro del agua cerca de la orilla”, dijo el cruzrojista Abner Rojas.

La mujer tenía varios años de convivir con su esposo, ellos se casaron el 7 de diciembre del año pasado, dos de los hijos son de la pareja. La hija mayor de la mujer cumple 11 añitos el próximo miércoles 29 de abril.

Una gran persona

Los lugareños aseguraron a las autoridades que durante la noche y madrugada no escucharon nada extraño, pues por la finca normalmente las personas que caminan son conocidas.

Doña Jessenia Navarro, cuñada de Shirley, aseguro que ellos todavía no pueden creer lo que ocurrió.

Shirley Natalia Pérez Barrientos tenía 28 años. Cortesía
Shirley Natalia Pérez Barrientos tenía 28 años. Cortesía

”Uno escucha en la tele que estas cosas pasan y le parece que son muy lejanas. Mi cuñada era una mujer excepcional, ella era una persona buena, siempre estaba en la casa cuidando de su familia, era una gran madre, de verdad no entendemos lo que pasó“, dijo la mujer.

Según doña Jessenia, ella se relacionaba poco con los vecinos, pues pasaba atendiendo a los hijos. Además, contó que cuando Shirley salía era casi siempre para visitarla a ella, pues le gustaba mucho compartir el tiempo en familia.

”Las palabras se quedan cortas para describirla“, dijo la cuñada.

Los agentes del OIJ inspeccionaron durante todo este miércoles la finca y la casa donde vivía la mujer, para tratar de determinar qué fue lo que ocurrió. Por el momento no hay sospechosos.

Caso reciente

El pasado 5 de abril fue encontrado el cuerpo de la joven Allison Tortós en Valle Azul, en San Ramón de Alajuela. Ella fue hallada en una quebrada en ropa íntima. Aunque se sospechó que fue asesinada, el OIJ en la primera autopsia aseguró que se ahogó; sin embargo, este caso está en investigación.

Entre el lugar donde apareció Shirley y Allison hay 21 kilómetros de distancia.