Alejandra Portuguez Morales.26 mayo

Un hombre de apellido Garro enfrentará a la justicia en los Tribunales de Cartago acusado de violar a su propia hija, quien es una adolescente.

El sujeto en apariencia se aprovechó de que la menor tiene problemas mentales, la amenazó con un cuchillo y la metió en una zona montañosa de Corralillo.

El ataque habría ocurrido el sábado 9 de junio del 2018 a las 6 de la tarde, los vecinos al percatarse de la agresión llamaron a la policía y cuando los uniformados llegaron encontraron al tipo cometiendo el abuso, por lo que de inmediato lo detuvieron.

La adolescente tiene problemas mentales y al parecer fue atacada por su propio papá en una zona boscosa. Foto con fines ilustrativos.
La adolescente tiene problemas mentales y al parecer fue atacada por su propio papá en una zona boscosa. Foto con fines ilustrativos.

El juicio será el próximo miércoles 29 de mayo a las 8:30 a.m. El Código Penal, en el artículo 157, establece una pena de 12 a 18 años de cárcel por el delito de violación calificada. Se espera que el debate concluya esta semana.

Tristemente hay más casos recientes de supuestos abusos de padres con sus hijos. El pasado 16 de abril un hombre de apellidos Rivera Redondo, de 58 años, habría fingido que estaba enfermo, por lo que llamó a su hija de 37 y le pidió ayuda.

La mujer llegó a la casa y cuando entró, al parecer, fue amenazada por su papá. Rivera se encuentra descontando cuatro meses de prisión preventiva mientras este caso es elevado a juicio. Él se expone a la misma pena, por tener un vínculo familiar.