Rocío Sandí.14 agosto

Un hombre de apellidos Núñez Rojas pasará los próximos 20 años en la cárcel por tratar de matar a un oficial de la Fuerza Pública la noche de Navidad del año pasado.

La condena fue dada a conocer por el Ministerio Público y se dictó en los Tribunales de Alajuela.

La Fiscalía detalló en un comunicado que el ataque ocurrió el 24 de diciembre del 2018 en el Infiernillo de Alajuela. Ese día los vecinos reportaron un incidente y cuando los policías llegaron a atenderlo, Núñez los recibió a plomazos.

El Infiernillo es conocido por las autoridades como un lugar problemático debido a la venta de drogas. Foto: Francisco Barrantes / Archivo.
El Infiernillo es conocido por las autoridades como un lugar problemático debido a la venta de drogas. Foto: Francisco Barrantes / Archivo.

Una de las balas hirió a un uniformado de apellidos Rodríguez. Luego del enfrentamiento, los otros uniformados controlaron la situación y arrestaron a Núñez. Ahí mismo le decomisaron el arma con la que les disparó a los oficiales.

Además arrestaron a otras seis personas que estuvieron involucradas en el alboroto, a quienes les decomisaron 537 municiones, un chaleco antibalas, una grabadora de voz, una cámara y dos teléfonos celulares, así como cinco kilos de marihuana.

Durante el juicio, las autoridades detallaron que el condenado actuó de esa manera porque lideraba una banda dedicada a la venta de drogas, por lo que no quería que los policías se acercaran a la zona donde él “trabajaba”.

Por fortuna el oficial herido logró recuperarse de las lesiones causadas por el delincuente.

El agresor descuenta prisión preventiva desde el día del suceso y continuará haciéndolo hasta que la condena quede en firme, ya que así lo ordenaron los jueces para evitar una eventual fuga.

El Infiernillo es conocido por las autoridades como una zona conflictiva debido a que se la pelean dos bandas narcos, lo que hace que los enfrentamientos sean constantes.