Alejandra Portuguez Morales, Keyna Calderón.6 septiembre

Un hombre de apellidos Hidalgo Cordero llamó al 9-1-1 y afirmó ser el responsable de la muerte de un adulto mayor. Dijo que estaba dispuesto a entregarse y llevar a las autoridades hasta donde estaba el cuerpo.

Hidalgo, de 36 años, hizo la llamada desde Taras, Cartago, allí llegó una patrulla policial, el sospechoso se montó y los llevó hasta una casa en la comunidad El Bosque en Oreamuno.

En la vivienda encontraron sin vida a José Luis Aguilar Montenegro, de 72 años, quien había sido asfixiado con un trapo y lo taparon con una cobija.

La alerta fue a 1:36 de la madrugada de este viernes, los cruzrojistas declararon a la víctima sin vida en el lugar.

José Luis Aguilar Montenegro, de 72 años fue asesinado dentro de su casa en Oreamuno de Cartago. Foto: Suministrada por Keyna Calderón
José Luis Aguilar Montenegro, de 72 años fue asesinado dentro de su casa en Oreamuno de Cartago. Foto: Suministrada por Keyna Calderón

De acuerdo con el OIJ, en apariencia ambos hombres estuvieron tomando guaro en la casa de la víctima y por razones que se investigan tuvieron un altercado que terminó en la muerte.

Héctor Aguilar, hermano del fallecido, explicó que su pariente tenía muchos problemas con el alcohol, agregó que él no lo compraba porque no tenía plata, pero acostumbraba darle espacio a las personas para que durmieran en su casa a cambio de que le dieran guaro.

“Nosotros vivimos cerca de la casa de él, pero nos dimos cuenta hasta que la Fuerza Pública llegó, mi esposa se dio cuenta de lo que pasaba en la madrugada”, dijo Aguilar.