Silvia Coto.18 diciembre, 2020
La mujer se divorcio del sospechosos y lo denunció. Foto con fines ilustrativos.
La mujer se divorcio del sospechosos y lo denunció. Foto con fines ilustrativos.

Un hombre pasará en prisión los próximos 17 años por maltratar, ofender, violar y obligar a su esposa a hacer cosas que ella no quería.

El Ministerio Público confirmó que la Fiscalía de San Joaquín de Flores logró demostrar que el hombre, de apellidos Cabezas Zeledón, es responsable de cometer dichos delitos y por eso el tribunal del lugar lo condenó.

Los hechos iniciaron en el 2009, en Belén de Heredia, cuando la ofendida y el imputado vivían juntos. La Fiscalía probó que, entre junio y julio de ese año, tras una discusión entre ambos, el sujeto violó a la víctima.

“En el 2015, Cabezas se encontraba bajo los efectos del alcohol y, según estableció esta Fiscalía, intentó agredir a la mujer con un vidrio. De igual manera, la Fiscalía demostró que, a finales de ese año, el imputado ofendió de palabra a la mujer, en dos ocasiones”, detalló el Ministerio Público.

El 24 de diciembre del 2016, Cabezas aprovechó que se encontraban a solas en un carro y la tomó con fuerza del brazo, la mujer le dijo que si no la soltaba iba a gritar, por lo que la liberó y ella logró irse.

“Tras las diversas agresiones, la ofendida decidió divorciarse del imputado y luego se presentó a gestionar la pensión para sus hijos. La Fiscalía comprobó que el hombre se comunicó con la mujer y le dijo que, si seguía con ese proceso, él le iba a quitar a sus hijos y se los llevaría a otro país, estos hechos constituyen el delito de restricción a la autodeterminación”, añadió el Ministerio Público.

Durante el juicio, varias personas contaron la situación dramática que vivió la mujer durante tantos años.

El hombre permanecerá en prisión preventiva durante seis meses mientras la sentencia queda en firme.