Silvia Coto, Mario Cordero.26 diciembre, 2020
La casita ardió en cinco minutos. Foto: Mario Cordero
La casita ardió en cinco minutos. Foto: Mario Cordero

Los vecinos de la joven mamá Erlinda López, a la que su esposo, de apellidos Gómez Álvarez, le quemó la casa, aseguran que ella tenía diez años de vivir un infierno al lado del violento hombre debido a las constantes amenazas a las que la tenía sometida.

Este nuevo caso de violencia doméstica dejó a la mamá y a sus tres hijos sin casita en Pérez Zeledón. A los pequeñitos, un niño de seis años y dos niñas de cinco y dos años, se les quemaron hasta los regalitos que recibieron esta Navidad.

Según el reporte de la Policía, en la vivienda, ubicada frente al súper La Flor, en barrio Las Esperanzas, ocurrió una discusión entre la pareja poco antes de las ocho de la noche de este viernes.

Minutos después, los vecinos se percataron que salía humo de la casita por lo que dieron alerta al 911, pero en cuestión de cinco minutos la vivienda ardió por completo. Adentro estaba la pareja y sus tres hijos, quienes lograron salir a tiempo.

El Cuerpo de Bomberos envío al sitio tres unidades extintoras, pero ya no había nada que hacer cuando llegaron.

Cuando la Policía llegó, López aseguró que ella vio a su esposo cuando empezó a rociar gasolina a la vivienda, y que fue él quien le prendió fuego, por lo que fue detenido cuando trató de escapar por un cañal.

No pudo hacer nada. A ella ni siquiera le dio tiempo de salir a pedir ayuda a los vecinos para que intervinieran, ya que apenitas pudo poner a salvo a sus hijitos.

El irresponsable que dejó a su familia sin techo pasó de las palabras a los hechos, ya que anteriormente había amenazado a su pareja con dejarla sin techo.

A raíz de las acusaciones de la esposa, los oficiales le solicitaron al OIJ que se hiciera presente.

La Teja consultó al OIJ sobre lo sucedido y confirmó que el Ministerio Público les solicitó realizar una inspección de la casa. Además informaron que ellos se encargaron de la persona detenida.

La familia tenía muchos años de vivir en la vivienda, todo quedó destruido. Foto: Mario Cordero.
La familia tenía muchos años de vivir en la vivienda, todo quedó destruido. Foto: Mario Cordero.

Una de las vecinas de la familia aseguró que Gómez es 13 años mayor que su pareja, y que se juntaron cuando ella era menor de edad (tenía 17 años). Él se la trajo de Nicaragua.

“Más de diez años ha vivido ese infierno, sin estudio, ni trabajo, lejos de su familia. Ella es una persona amable y muy trabajadora, pero con tres niños a quienes alimentar. Creo que esa era la razón por la que aguantaba y no lo dejaba, le tenía miedo”, dijo la vecina quien pidió no ser identificada.

Al parecer, los lugareños desde sus casas siempre escuchaban los gritos que recibía la mujer y en algunas ocasiones trataron de aconsejarla, pero ella nunca puso la denuncia.

La mujer y los chiquitos quedaron muy afectados emocionalmente.

“Nos duele mucho lo que pasó porque los chiquitos estaban muy asustados. Ese hombre no se relacionaba con nadie, y si de verdad es responsable no midió el peligro, toda su familia estaba ahí y pudo causar una desgracia mayor, solo por actuar con enojo. La sociedad no está para tolerar estas cosas, las mujeres no pueden quedarse calladas, deben buscar estar a salvo”, dijo la vecina.

La familia fue llevada a la casa de unos vecinos que le tienen mucho cariño, mientras ella decide qué hacer. Si usted desea ayudarlos puede contactarlos al teléfono 8439 7219, o por Sinpe móvil al 7145-4177 pues necesitan comida y ropa para volver a empezar.

De momento se desconocen los delitos por los cuales Gómez fue presentado ante el Ministerio Público.