Adrían Galeano Calvo.12 septiembre
13-01-2017/Recorrido por Alajuelita centro para ver como celebran las fiestas de este cantón/Fotografía: JOHN DURAN
13-01-2017/Recorrido por Alajuelita centro para ver como celebran las fiestas de este cantón/Fotografía: JOHN DURAN

Las fiestas de Alajuelita, San José, en honor a Nuestra Señora de los Dolores y al 198 aniversario de la independencia de Costa Rica se vieron manchadas por el homicidio de una pareja este martes.

Sin embargo, este lamentable hecho no le pondrá fin a las celebraciones, pues los encargados de los festejos y los mismos vecinos aseguraron que no se dejarán espantar por lo que hicieron los gatilleros.

El ataque ocurrió a las 11:30 a. m. al costado norte del parque de Alajuelita, frente a la municipalidad.

En el hecho fallecieron la modelo Raquel Gamboa Mora de 25 años y su novio Ionut-George Otelac, un rumano de 38 años.

Enrique Rivero Hidalgo, cura párroco del Santuario Nacional Santo Cristo de Esquipulas, en Alajuelita, explicó que luego del doble crimen hubo mucha incertidumbre sobre si debían continuar con las celebraciones en el parque, pero finalmente llegaron a una decisión.

“Surgió la inquietud entre los organizadores, pero se decidió que debíamos seguir con todos, esto no nos va a detener, seguiremos con las celebraciones para darle gracias a Dios por todas las cosas buenas y positivas”, dijo Rivero.

El sacerdote contó que incluso la mañana de este miércoles se realizó un acto cívico en el parque y una misa y en ambas actividades hubo llenazos.

El OIJ indicó que el rumano murió luego de recibir ocho plomazos en todo su cuerpo, mientras que la modelo recibió dos, uno en la cabeza y otro en el hombro izquierdo. Según los investigadores, el extranjero trató de proteger a su novia, pero los balazos atravesaron su cuerpo y alcanzaron a la joven.
El rumano perdió el control del chuzo y chocó contra otro carro luego de ser baleado. Foto Alonso Tenorio
El rumano perdió el control del chuzo y chocó contra otro carro luego de ser baleado. Foto Alonso Tenorio
Gente buena

Rivero dijo que uno de los objetivos de continuar con las celebraciones es demostrar que en Alajuelita hay gente muy buena y borrar la imagen que muchos quieren darle de que es una zona peligrosa.

“No es solo Alajuelita, en todos los cantones ocurren cosas parecidas, tristemente estamos viviendo una ola de violencia, pero los que hacemos cosas buenas por el país no podemos quedarnos quietos, como enseña San Pablo: hay que vencer el mal a fuerza de bien”, añadió.

Piden refuerzos

Modesto Alpízar, alcalde de Alajuelita, fue claro al decir que el hecho de continuar con las fiestas no significa que se van a hacer los locos como si nada hubiera pasado el martes.

Más bien explicó que desde que ocurrió el asesinato se pusieron manos a la obra para buscar la forma de garantizar mayor seguridad a los asistentes de las actividades.

“Estamos reforzando la seguridad porque todos los días tenemos actos cívicos y aún faltan actividades importantes como el desfile de faroles, el paso de la antorcha y el gran desfile del quince de setiembre”, detalló.

El alcalde de Alajuelita prometió que aumentará la presencia policial en los alrededores de las fiestas. Foto: Rafael Pacheco
El alcalde de Alajuelita prometió que aumentará la presencia policial en los alrededores de las fiestas. Foto: Rafael Pacheco

Alpízar señaló que como parte del esfuerzo, la mañana de este miércoles envió una nota al viceministro de Seguridad Pública para pedirle que asigne más policías a la zona de aquí a que terminen las fiestas.

“Realmente este tema (doble crimen) no nos tienen tan preocupados, porque es gente (fallecidos) que no eran de Alajeulita y es algo que podría pasar en cualquier lugar, pero si estamos tomando las medas del caso”, indicó Alpízar.

¿Pleito narco o pasional?

El OIJ reveló que mantiene dos líneas de investigación, una relacionada con un pleito narco y la otra con un problema pasional.

Wálter Espinoza, director del OIJ, indicó que la primera versión está basada en los antecedentes por narcotráfico con los que contaba el extranjero.

El rumano fue condenado (no se especificó a cuántos años de cárcel) luego de que en julio del 2000 fuera detenido en el aeropuerto Juan Santamaría con 20 kilos de cocaína.

La segunda hipótesis que maneja la Policía Judicial es que el crimen se habría dado por un problema pasional, también relacionado con el foráneo.

Raquel Gamboa era vecina de Curridabat, San José, y se ganaba la vida como modelo. Foto tomada de Facebook.
Raquel Gamboa era vecina de Curridabat, San José, y se ganaba la vida como modelo. Foto tomada de Facebook.

Espinoza no quiso dar mayores detalles sobre esta versión, pero se presume que el rumano no terminó de buena forma con su anterior pareja.

Pelona se ciñó con él

El OIJ también dio a conocer que el rumano ya había estado cara a cara con la pelona, pues el sábado 22 de junio estuvo a punto de ser asesinado.

En esa oportunidad lo atacaron a la 1 p. m. mientras manejaba un carro por La Uruca.

Dos sujetos en moto se le pusieron a la par y un pistolero que iba en la parte de atrás de la bicha le disparó en nueve oportunidades.

El extranjero sobrevivió de puro milagro pues fue alcanzado solo por dos plomazos, uno le pegó en el muslo izquierdo y el otro en el tobillo izquierdo. Ese día él viajaba solo en el carro.

La Policía Judicial no descarta que los sujetos que cometieron el atentado en La Uruca tengan relación directa con los gatilleros que asesinaron al extranjero y a su novia.