Silvia Coto.29 diciembre, 2017
Esto fue lo que le decomisaron al improvisado. Twitter Policía Municipal de San José.
Esto fue lo que le decomisaron al improvisado. Twitter Policía Municipal de San José.

Un torero improvisado, que quería entrar al campo ferial de Zapote, fue frenado en seco por los Policías Municipales la tarde de este viernes, porque cuando lo requisaron se dieron cuenta de que andaba un cuchillo de cocina y también una dosis de droga metida en un tarro de botonetas.

El director de la Policía Municipal de San José, Marcelo Solano, comentó que la detención se dio como parte del operativo que mantienen las 24 horas.

Al hombre, de apellido Carvajal y de 35 años, le decomisaron el arma y le realizaron un parte para que después el Ministerio Público se encargue del caso por portación de arma.

"Se habló con la empresa encargada de las corridas para que lo anoten en la lista de personas que no pueden ingresar al redondel, queda excluido de inmediato", dijo Solano, quien indicó que los improvisados no pueden llegar drogados, tomados ni con armas a la arena, tampoco pueden ingresar menores de edad.

Solano asegura que el operativo de este año ha sido existoso en cuanto a orden y seguridad, de momento no han decomisado armas de fuego ni se han dado riñas como ha pasado años atrás.

El éxito, según él, es que el campo ferial tiene ocho accesos y este año solo se puede ingresar por tres: al sur del redondel sobre el barrio La Gloria, frente al BCR y al norte por la tienda Gollo, por el resto solo entran los residentes.

"Eso permite revisar bultos, bolsos y verificar que no anden armas ni tampoco bebidas en botellas de vidrio lo cual es prohibido", dijo Solano.

Un total de 200 polis municipales trabajan en mantener el orden, además, hay seis cámaras de vigilancia muy bien distribuidas.

Incluso, los oficiales han recibido menos quejas de los lugareños.