Alejandra Portuguez Morales.11 octubre

Las autoridades judiciales están muy preocupadas ya que a una funcionaria de la Fiscalía de Heredia la tuvieron que incapacitar por paperas, una enfermedad que afectó a privados de libertad de seis cárceles.

La Fiscalía Adjunta de Heredia confirmó que ella se desempeña como técnica judicial de la Oficina de Defensa Civil de la Víctima.

Además, explicaron que a la funcionaria la examinó un médico desde el jueves anterior y le diagnosticó las paperas; sin embargo, el doctor no determinó cuál fue la fuente de contagio de esta enfermedad viral.

Roberto Arroba Tijerino, epidemiólogo de la Dirección de Vigilancia de la Salud, explicó que hay que hacerle todo un estudio a la trabajadora para ver si hay un nexo con el brote en las prisiones. Para eso se debe saber si visitó alguna cárcel o si tuvo contacto con algún reo o un funcionario de centros penales.

El brote de paperas ha generado que las autoridades estén alertas, incluso varios funcionarios de cárceles han sido vacunados. Foto: Ministerio de Justicia
El brote de paperas ha generado que las autoridades estén alertas, incluso varios funcionarios de cárceles han sido vacunados. Foto: Ministerio de Justicia

“Esta enfermedad no es exclusiva de cárceles, pero usualmente por año hay entre 150 y 200 casos, actualmente tenemos 274 personas con esta enfermedad, tomando en cuenta las de los centros penales”, comentó.

Además, indicó que esta es una enfermedad bastante contagiosa y lo mejor es tener las vacunas al día, la primera dosis la ponen a los 15 meses de nacido y la segunda a los 7 años, estas protegen de sarampión, rubéola y paperas.

“Las personas deben revisar sus vacunas. Si tienen dudas, la recomendación es que se aplique una dosis extra, pero ahorita la Caja no vacuna personas que no sean niños”, dijo Arroba.

La vacuna contra estas enfermedades tiene un valor de ¢15.000.