Silvia Coto.13 noviembre
La Policía actuó rapidísimo gracias a la intervención de un hombre que vio lo que estaba pasando. Foto: MSP
La Policía actuó rapidísimo gracias a la intervención de un hombre que vio lo que estaba pasando. Foto: MSP

Un inusual asalto ocurrió este miércoles en una gasolinera en Cartago, cuando un hombre le puso el celular en la oreja a la administradora del lugar para que una persona, al otro lado de la línea, le dijera que se trataba de un atraco y que tenía que entregar el dinero.

El caso ocurrió al mediodía, cuando según el Ministerio de Seguridad Pública, un hombre que se hacía pasar por distribuidor de comidas llegó a la “bomba” ubicada en las cercanías de Metro Centro.

“El sospechoso busca a la administradora le da el teléfono y se lo pasa, a ella le dicen que se trata de una asalto que debe entregar el dinero y ante las amenazas ella accede”, dijo el comandante de Cartago Edward Monestel.

La persona de la llamada le dijo a la mujer que entregara el dinero o la matarían

Sin embargo, una persona que observó que algo extraño estaba pasando alertó a la Policía, por lo que de inmediato los oficiales mandaron una patrulla y rodearon las oficinas de la gasolinera donde se encontraba la administradora.

El sospechoso se hizo pasar por distribuidor de comidas para llegar hasta la administradora. Foto; MSP
El sospechoso se hizo pasar por distribuidor de comidas para llegar hasta la administradora. Foto; MSP

“El hombre al ver a los oficiales, se pone nervioso lanza el dinero, por lo que no pudo escapar y de inmediato fue detenido”, dijo Monestel.

El detenido es un nicaragüense de apellido Jarquín que fue llevado al Ministerio Público con las evidencias del caso.

Por suerte la mujer resultó ilesa, pero estaba muy asustada por lo ocurrido. ella puso la respectiva denuncia ante las autoridades judiciales, no trascendió el monto del dinero que el hombre recibió pero no logró llevarse.