Alejandra Portuguez Morales.30 abril, 2018

Enio Cubillo, director de Aviación Civil, informó que personeros de la Unidad de Accidentes e Incidentes viajaron hasta Nandayure, en Guanacaste, en busca de elementos que ayuden a saber porqué una avioneta se estrelló el sábado en ese lugar.

"Además de fotografías en el lugar, se están haciendo trabajos de planimetría, verificación de instrumentos y la posibilidad de la configuración de la aeronave, eso va a formar parte de la investigación en su primera fase", explicó Cubillo.

En el accidente murieron el instructor Esteban Mora Argüello, de 34 años, y el alumno José Alberto Arroyo Guillén, de 26, quienes viajaban en la avioneta TI-BIL, de Aerobell Flight school. La nave estaba recién comprada y la empresa la presentó el 17 de marzo anterior.

La avioneta en la que iban el instructor y el estudiante había sido comprada en marzo anterior. Foto cortesía Air Evac Intaernacional
La avioneta en la que iban el instructor y el estudiante había sido comprada en marzo anterior. Foto cortesía Air Evac Intaernacional
La nave cayó en un potrero. Captura de video Alvaro Duarte
La nave cayó en un potrero. Captura de video Alvaro Duarte

El plan de vuelo de los pilotos había comenzado el sábado a las 10:35 a. m. cuando salieron del aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas, con destino a Punta Islita, adonde llegaron a las 11:10 a.m. luego salieron de regreso a Pavas.

“Al llegar, el piloto Esteban Mora se comunicó, vía telefónica, con la torre de control e indicó que regresarían a Pavas. La pista de aterrizaje de Corozalito no tiene torre de control, por lo que a los tres mil pies de altura los pilotos debían informar a la torre de control que ya habían despegado, pero al parecer el accidente ocurrió antes de que alcanzaran esa altura”, dijo Cubillo.

Este lunes sepultaron al estudiante José Alberto Arroyo y este martes serán los funerales del instructor.