Rocío Sandí.9 diciembre, 2019

La Corte Suprema de Justicia confirmó que se abrió un proceso de inspección judicial para determinar si hubo algún tipo de error con la detención del exmagistrado Celso Gamboa por, supuestamente, manejar borracho.

La duda nace de que él no fue reseñado como dicta el procedimiento en este tipo de casos. La fiscala general, Emilia Navas, anunció hace un año que desde ese momento todos los conductores detenidos por manejar tomados debían ser llevados a la Fiscalía, como un delincuente más, para que sus datos quedaran en una base de datos.

Pero en el caso de Gamboa no se hizo de esa manera.

Al exmagistrado lo llevaron al hospital de Turrialba a hacerse pruebas de sangre. Foto: Josué Hernández / Archivo.
Al exmagistrado lo llevaron al hospital de Turrialba a hacerse pruebas de sangre. Foto: Josué Hernández / Archivo.

Al consultale al Ministerio Público sobre el caso de Gamboa, la institución informó por medio de un correo electrónico que “aún se está analizando lo ocurrido el día de la detención”.

“El imputado (Gamboa) no fue llevado a reseñar, pues, ante la negativa de realizarle la prueba de aire, se ordenó su traslado al hospital para la extracción de sangre”, agregó el comunicado.

Gamboa fue detenido la noche del miércoles 20 de noviembre en Turrialba, Cartago. Al parecer iba tomado.

Cuando los tráficos le dijeron que debían hacerle la alcoholemia él se negó, por lo que lo llevaron al hospital local para que le hicieran dos pruebas de sangre.

Los resultados de esos estudios ya fueron entregados por el Organismo de Investigación Judicial a la Fiscalía, sin embargo, por petición de Gamboa no fueron revelados a la prensa.

El día de la captura el exmagistrado publicó un video en su cuenta de Facebook en el que aseguraba que no estaba borracho y agradeció a las personas que estuvieron al tanto de su situación.