Rocío Sandí.8 mayo

Jean Carlo Rivera Barrantes, de 27 años, tiene un mes de no poder hablar ni comer de forma normal, ya que aún no se recupera del balazo que recibió en la cara cuando intentó impedir un asalto.

La mamá del joven, Jaqueline Barrantes, contó que a él le han tenido que hacer cuatro operaciones en la mandíbula, ya que la bala le causó muchas complicaciones.

La policía detuvo a dos sospechosos de participar en el ataque. Foto: Albert Marín / Fines ilustrativos.
La policía detuvo a dos sospechosos de participar en el ataque. Foto: Albert Marín / Fines ilustrativos.

“El viernes que viene lo van a operar de nuevo y aún faltan más cirugías porque los daños que le causó la bala fueron muy serios. Lo importante es que él está vivo y que poco a poco se está recuperando.

“Los doctores le han dicho que lo mejor es que no intente hablar, pero tampoco puede comer bien. Él solo puede abrir la boca un poco y tomar líquido con una pajilla. Para comunicarnos tenemos que hacerlo por mensajes por el celular”, agregó Barrantes.

La mujer dice que su muchacho está bastante bien de ánimo y que toda la familia lo apoya con la recuperación.

“Para nosotros es un milagro que Jean Carlo esté vivo y estamos muy agradecidos con Dios por esta nueva oportunidad que le dio. Hemos tratado de que él esté lo más tranquilo posible y que no vea noticias para que no recuerde lo que vivió.

“Yo todos los días voy a verlo y le ayudo a su esposa en lo que pueda, yo espero que las operaciones le hagan bien y que pronto mi hijo esté completamente recuperado.

El ataque en el que resultó herido Rivera ocurrió el viernes 29 de marzo en una soda localizada en San Antonio de Desamparados. Él estaba con la esposa y un cuñado en ese lugar, cuando unos hombres entraron armados para asaltar al local y a los clientes.

Jean Carlo se someterá el viernes a su quinta cirugía. Foto: Alber Marín.
Jean Carlo se someterá el viernes a su quinta cirugía. Foto: Alber Marín.

Los ladrones encañonaron a la esposa de Jean Carlo, por lo que este se molestó y los enfrentó, pero uno de los maleantes le disparó.

“La reacción de él fue enfrentar a los delincuentes, la adrenalina lo hizo actuar así, aunque tal vez lo mejor hubiera sido dejar que esos hombres se llevaran las cosas”, expresó Jaqueline.

Luego del suceso, los presuntos maleantes huyeron y se refugiaron en una casa cercana donde fueron detenidos.

Se trata de dos sujetos de apellidos Rojas y Chaves, para quienes la Fiscalía pidió dos meses de prisión preventiva, sin embargo, un juez prefirió darles casa por cárcel y ordenar monitoreo electrónico por medio de una tobillera.

Ellos son sospechoso de cometer los delitos de tentativa de homicidio, robo agravado, violación de domicilio y amenazas agravadas. Las autoridades continúan buscando pruebas sobre el caso para presentar una acusación contra los dos sospechosos.

Los allegados del joven herido confían en que se hará justicia y los responsables de causarle tanto dolor a Jean Carlo paguen con cárcel por lo que hicieron.

Jaqueline Barrantes, mamá de la víctima: “Mi hijo entró en un estado de cólera que lo hizo defenderse, él no midió el riesgo que corría”.