Silvia Coto, Andrés Garita.25 noviembre, 2020
Vega aparentemente contrató a los menores para que acabaran con la vida de su madre. Foto: OIJ
Vega aparentemente contrató a los menores para que acabaran con la vida de su madre. Foto: OIJ

Un joven fue detenido como sospechoso del homicidio de su propia madre en Barranca de Puntarenas para recibir una indemnización millonaria que no existía.

Los agentes del OIJ de esa provincia cayeron la mañana de este miércoles 25 de noviembre a las viviendas de los sospechosos.

La víctima era Yelba Vargas Mejía, de 45 años, quien fue asesinada el pasado viernes 2 de octubre en su vivienda, en El Invu, en Barranca de Puntarenas.

Los detenidos son el hijo de la mujer de 21 años de apellidos Vega Mejía, y dos menores de 16 y 17 años. La mujer tenía heridas de cuchillo en diversas partes del cuerpo.

“Fue localizada en su vivienda con lesiones punzocortantes ya fallecida y dentro de la misma estaba el hoy detenido, supuestamente atado de pies y manos, quien alegaba que habían ingresado dos hombres encapuchados para asaltarlos y le habían dado muerte a su madre”, detalló el OIJ en un comunicado.

Los tres detenidos fueron capturados durante una serie de allanamientos en Barranca de Puntarenas. Foto: Suministrada por Andrés Garita.
Los tres detenidos fueron capturados durante una serie de allanamientos en Barranca de Puntarenas. Foto: Suministrada por Andrés Garita.

Los agentes lograron determinar que la mujer adquirió un plan de vida, pero funerario, el joven entendió que si ella moría a él le darían una fuerte suma de dinero, por lo que contrató a los dos menores para que asesinaran a la señora.

Sin embargo, el contrato decía otra cosa, en lugar de recibir dinero como parte de una póliza lo único que recibiría sería el servicio funerario valorado en un millón de colones, no dinero en efectivo.

Durante el allanamiento a la casa del hijo de la mujer, los investigadores tuvieron que pedir una ambulancia por la impresión de una familiar al ver que se llevaban al joven como sospechoso.

Los sospechosos fueron trasladados al Ministerio Público donde les solicitarán medidas cautelares.