Por: Keyna Calderón.   2 enero
La joven era madre de una niña de 5 años y un chiquito de 2. Foto keyna Calderón.

Por tratar de detener un pleito entre uno de sus amigos y un hombre que llegó a alzarle bronca, una joven de 23 años perdió la vida al recibir un balazo en la cabeza.

Este violento hecho ocurrió a las 12:10 de la mañana del miércoles 1 de enero, sin embargo, fue hasta este jueves que el OIJ brindó detalles.

La Policía Judicial identificó a la fallecida como Angie Gabriela Quirós Navarro, vecina de Lomas de Quircot, en San Nicolás de Cartago. Era madre de una niña de 5 años y de un chiquito de 2.

Según las autoridades, los hechos ocurrieron en Cot de Oreamuno, cuando Quirós se encontraba sentada en una acera con dos amigos.

“Aparentemente llegó un hombre en un carro, se bajó para reclamarle algo a uno de los sujetos y luego sacó una pistola y disparó una vez, impactando a la mujer en la cabeza, lo que ocasionó que muriera en el sitio”, informó la oficina de prensa del OIJ.

El cuerpo de Quirós fue velado en la capilla de velación de Loyola, en San Nicolás de Cartago. Foto keyna Calderón.

Una allegada de la joven, quien prefirió no dar su nombre, dijo que, en apariencia, la mujer se interpuso entre ambos hombres y fue por eso que resultó herida.

De momento las autoridades no han determinado si el sospechoso disparó directamente hacia Quirós.

“De pequeña era muy alegre y siempre andaba con la mamá, pero cuando creció se fue un tiempo de la casa y aparentemente andaba con gente que no era de bien, ya ella se estaba componiendo. A uno le duele porque es gente que se crió aquí”, dijo una allegada.

Según contó la mujer, el 31 de diciembre la joven se encontraba en su casa, pero un amigo llegó a buscarla. En apariencia fue él quien la llevó hasta Cot.

Los hijos de Quirós quedaron al cuidado de su abuelita, quien los ha estado cuidando desde hace varios meses.