Alejandra Portuguez Morales.14 febrero

Jimmy Orlando Zúñiga Medina, de 22 años, fue condenado a solo un año de prisión por la muerte de su papá, Johnny Zúñiga Quesada, de 44 años.

Esta pena la decidieron los jueces Angie Padilla Quesada, Roger Rueda Brenes y Luis Alberto Venegas Marín, del Tribunal Penal de Desamparados.

Los jueces le concedieron al sentenciado el beneficio de Ejecución de la Pena, ya que él no tenía antecedentes, por lo que no irá a la cárcel, pero en los próximos tres años deberá tener buena conducta y no cometer ningún delito.

A pesar de que la condena fue la mínima por el delito de homicidio culposo, la fiscal Helena Cubero Pérez le hizo varios llamados de atención a Zúñiga durante sus conclusiones.

Cubero le indicó que él era una persona problemática y que el papá que él tenía era un hombre que siempre se preocupó por el bienestar de él.

“Es una carga que Jimmy deberá llevar el resto de su vida... Vino a cegar con la vida de la persona que posiblemente más lo quería y la que cuidó por él durante mucho tiempo”, señaló la representante del Ministerio Público.

Jimmy Orlando Zúñiga Medina lloró al finalizar el debate, al indicar que nunca tuvo intención de matar a su papá. Foto: Alonso Tenorio
Jimmy Orlando Zúñiga Medina lloró al finalizar el debate, al indicar que nunca tuvo intención de matar a su papá. Foto: Alonso Tenorio

Don Johnny murió el 12 de enero del 2017, luego de asistir a un bar junto con Jimmy, la novia de él y otras dos personas más.

Ellos andaban celebrando el cumpleaños de la novia de Jimmy y en apariencia habían se habían tomado varias cervezas.

En determinado momento la novia de Jimmy se fue del bar, Jimmy la siguió pero cuando salió ya ella no estaba.

Luego padre e hijo tuvieron una discusión dentro del carro donde se soltó un balazo que hirió a don Johnny en el abdomen que terminó acabando con la vida del señor.

3 años con buen comportamiento
Consideran que se trató de un accidente

Aunque el revolver calibre 38 de donde salió la bala que mató a Johnny, nunca apareció, las autoridades determinaron que esta arma la llevaba Jimmy.

La fiscal indicó que esta lamentable acción ocurrió como consecuencia de una mala decisión, en la que tanto padre e hijo estaban bajo los efectos del alcohol, además de un momento de mucha ira.

“Por una negligencia, no solamente de Jimmy sino que hasta inclusive de Johnny, tuvieron un forcejeo dentro del vehículo en el que, desgraciadamente, se accionó el arma de fuego con el fatal desenlace.

“Esta acción no fue de una manera deliberada, sino producto de una desgracia que generó una situación bastante desdichada”, dijo la fiscal.

Agregó que Jimmy tiene poco control de impulsos y que el papá de él lo trató de controlar para que no tuviera el arma de fuego y afectara a su novia (por haberse ido del bar), indicó que pareciera que esto fue lo que alteró a Jimmy ese día.

La fiscal dijo que espera que Jimmy pueda restablecer su vida y seguir un camino de bien.

“Esta pena podría generar algún tipo de motivación en Jimmy para que trate de ajustar su vida a lo que la sociedad indica, sino que también de alguna manera pueda concientizar y buscar orientar su vida de la mejor manera, como posiblemente su padre lo hubiera querido”, concluyó la fiscal.

Los jueces terminaron llamándole la atención al sentenciado para que no cometa otros delitos.

Tranquila

Doña Mercedes Quesada, mamá del fallecido y abuela del sentenciado, dijo respetar la decisión de los jueces.

“Quedo tranquila, porque ya no hay forma de que me devuelvan a mi hijo y sé que él llevará esa condena por dentro por siempre”, mencionó Quesada.