Silvia Coto.4 abril
Javier Lara Fonseca de 28 años era vecino de Nicoya. Foto: Cortesía
Javier Lara Fonseca de 28 años era vecino de Nicoya. Foto: Cortesía

Javier Francisco Lara Fonseca, de 28 años, falleció este domingo en el hospital La Anexión, en Nicoya, debido a las heridas provocadas por la embestida de un toro.

El OIJ informó que Lara resultó herido este sábado, aparentemente durante unas corridas de toros clandestinas que se realizaron en Bolsón de Santa Cruz, en Guanacaste.

Lara participaba en las corridas, cuando fue embestido por un toro que le provocó heridas de gravedad, el muchacho fue llevado de inmediato al centro médico donde falleció.

Los agentes realizaron el levantamiento del cuerpo a la 1 de la mañana.

Según trascendió, el joven era un apasionado de los toros y vivía en El Rosario, en San Antonio de Nicoya en Guanacaste.

Está es la segunda víctima que cobran las corridas clandestinas, ya que el Jueves Santo un hombre de apellido López falleció después de recibir una cornada en el estómago durante una corrida que se realizó en una finca privada, en la comunidad de Los Ángeles de Caoba, en La Cruz de Guanacaste.

Al parecer, el hijo de López montaba el toro y el ahora fallecido trató de distraerlo pero fue embestido.

El hombre fue llevado en un carro particular al Hospital Enrique Baltodano en Liberia donde falleció poco después.

El OIJ confirmó que ambos casos se mantienen en investigación.