Adrían Galeano Calvo.13 enero
Abi era muy conocida en el ámbito de los motociclistas. Foto cortesía.
Abi era muy conocida en el ámbito de los motociclistas. Foto cortesía.

Abigail Prado Segura, la joven que murió al chocar contra un árbol, vivía enamorada de las motos tipo pisteras, pero esta no era su única pasión: también le encantaba ponerse los tacos para mejenguear.

El accidente que le costó la vida ocurrió la tarde de este domingo. La joven, de 23 años, chocó contra un carro y perdió el control de su motocicleta. El hecho se dio del puente sobre el río Guacimal 200 metros yendo hacia Guanacaste.

Abi, como le decían de cariño, era del cantón de Acosta, San José, pero vivía en San Pablo de Heredia y desde el 2014 trabajaba como formalizadora de préstamos en el Bac San José.

Desde hace tres años Prado formaba parte del club de motociclistas Yamaha Crew 321, en donde la describieron como una muchacha superalegre y amante de las motos deportivas.

Esa misma pasión la llevó a competir por un tiempo en las carreras de motos que se organizaban en el circuito de La Guácima, específicamente en la categoría de 300 centímetros cúbicos.

“Ella tenía una Yamaha R6 600 c.c. (centímetros cúbicos), que fue una de las motos que siempre quiso tener; ella era supercarismática y superapuntada a los rides que hiciéramos”, indicó un representante del grupo.

El año pasado el equipo de Prado ganó el campeonato interno de fútbol del Bac. Foto cortesía.
El año pasado el equipo de Prado ganó el campeonato interno de fútbol del Bac. Foto cortesía.

El accidente en el que murió ocurrió cuando Abigail se dirigía hacia su hogar luego de haber participado en el tradicional tour conocido como la vuelta a la península, que consiste en un recorrido por carretera alrededor de la península de Nicoya.

“Era una chica con mucha energía, amante de la danza, del fútbol, aventurera y sobre todo amaba las motos, hace un tiempo corría en las carreras femeninas de la Guácima”, dijo Carlos Delgado.
Defensa de las rudas

Cuando no estaba montada en su moto amarilla, Abi pasaba metida en las canchas de futbol cinco. Era una fiebre de este deporte, en el cual era considerada una gran defensa.

Así lo contó Carlos Delgado Morera, quien fue entrenador de Prado cuando ella jugaba en uno de los equipos del torneo interno del Bac. Gracias a la dedicación de la joven su equipo se coronó bicampeón el año pasado.

“Ella fue pieza fundamental desde el aspecto defensivo, siempre iba con todo, si no sabía qué hacer preguntaba. Siempre quería aprender y si se lesionada, trataba de jugar así y luego veía la forma de regresar lo más pronto posible.

“Siempre iba de frente, firme ante todo, pasaba la bola o la jugadora, las dos no. Recuerdo que siempre llegaba en su motocicleta”, dijo el entrenador.

La joven se apuntaba a todos los tours que organizaban en el grupo de motos al que pertenecía. Foto cortesía.
La joven se apuntaba a todos los tours que organizaban en el grupo de motos al que pertenecía. Foto cortesía.

Además de ser la defensa más ruda de su equipo, también se caracterizaba por ser la que más motivaba y apoyaba a sus compañeras. Según Delgado, a la joven nunca se le veía una mala cara ni cuando no era titular.

“Era el alma del equipo, siempre nos animaba. En los momentos más difíciles le sacaba una comba a la situación para ver la parte positiva de todo y levantarle el ánimo a todos, siempre tenía una sonrisa aun en los momentos más difíciles”, añadió el entrenador.

Triste noticia

Carlos dijo que él se enteró del fatal accidente por medio de un grupo de Whatsapp.

“En el grupo mandaron el mensaje informando que Abi había fallecido. Yo les dije que no hicieran esas bromas, pero una de las muchacha me dijo que era cierto y mandó una foto con la información del accidente. Yo seguía pensando que era una broma de mal gusto”, recordó.

Prado trabajaba en el Bac San José desde el 2014. Foto cortesía.
Prado trabajaba en el Bac San José desde el 2014. Foto cortesía.

Delgado dijo que una de las cosas que más le duelen es que este domingo el equipo tenía un partido, pero Abigail no pudo participar. Les dijo que ya tenía todo planeado para el tour con los muchachos del club de motos.

“Yo había visto los estados de ella y la verdad es que se veía supercontenta y todo, ¿cómo fue a pasar algo así? Las preguntas que yo me hacía eran ¿si ella hubiera ido al partido esto se hubiera evitado?, ¿por qué no fuiste al partido?”, dijo.

El entrenador añadió que las muchachas del equipo se organizaron para comprarle un arreglo floral a la familia de Abi, además enviarán una nota firmada por todas.

El cuerpo de la joven motociclista fue velado la noche de este lunes en la capilla de San Ignacio de Acosta y su funeral se llevará a cabo allí mismo.

De acuerdo con datos de la Policía de Tránsito, en el 2019 un total de 440 personas perdieron la vida por accidentes en carretera, tan solo 5 menos de los registrados en el 2018.