Rocío Sandí, Keyna Calderón.27 abril

Bryan Ismael Quino Corea viajó desde su casa, en La Valencia de Desamparados, hasta Pejibaye de Jiménez, en Cartago, para visitar a un amigo, pero más bien encontró la muerte.

El joven, de 24 años, llegó con su familia hasta el pueblo cartaginés y el viernes, a eso de las 10:20 de la noche, salió a pie a hacer unas compras al supermercado.

Mientras iba de camino fue atacado a balazos por unas personas que viajaban en un carro vino. Luego del ataque los gatilleros huyeron.

El desamparadeño murió poco después de ingresar al hospital de Turrialba. Foto: Grupo Nación.
El desamparadeño murió poco después de ingresar al hospital de Turrialba. Foto: Grupo Nación.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que Quino quedó mal herido y fue llevado al Hospital William Allen, en Turrialba. Inicialmente fue llevado en un carro particular y de camino fue pasado a una ambulancia de la Cruz Roja, que lo llevó hasta el centro médico donde poco después falleció.

Los oficiales de la Fuerza Pública hicieron un operativo y en un retén que pusieron en Tucurrique lograron dar con un carro parecido al descrito por testigos del ataque.

En el auto viajaban un hombre de apellido Duarte y una mujer apellidada Pérez, ambos vecinos de Pavas. Los dos quedaron detenidos como sospechosos.

Pese a que los agentes judiciales apenas están iniciando la investigación, ya presumen que se trató de un ajuste de cuentas, ya que Quino tenía antecedentes por robo agravado.

Por su parte Duarte tiene antecedentes por robo agravado y tenencia de drogas.

Los uniformados llevaron los dos sospechosos a las oficinas del Ministerio Público.