Adrían Galeano Calvo.21 febrero

Los dos jóvenes que aparecieron la madrugada de este jueves maniatados y asesinados en la entrada a Alajuelita eran conocidos de las autoridades.

Así lo confirmó la Policía Municipal de Escazú ya que Jordan Steven López Segura, de 21 años, y Esteban Andrés García Hidalgo, de 23 años, habían sido detenidos como sospechosos de cometer supuestos fraudes bancarios.

La captura de los ahora fallecidos ocurrió el viernes 5 de julio del 2019 en el estacionamiento de un comercio en Tejos Montealegre, Escazú.

“En aquella ocasión, su actitud sospechosa disparó las alertas de los oficiales de seguridad privada que dieron aviso a los policías municipales”, indicó la oficina de prensa de la Policía escazuceña.

El OIJ no reveló qué sucedió con los jóvenes luego de que fueron detenidos. Fotografía José Cordero
El OIJ no reveló qué sucedió con los jóvenes luego de que fueron detenidos. Fotografía José Cordero

Las autoridades municipales confirmaron que ese día ambos hombres viajaban en el mismo carro, el cual fue hallado este jueves a pocos metros de los cuerpos.

La única diferencia es que en aquel momento el chuzo estaba pintado de color blanco y no andaba placas, ahora es de color negro.

“Ambos hombres eran ligados a posibles fraudes bancarios a terceros mediante tarjetas de crédito, así como con drogas”, añadió la Policía Municipal de Escazú.

Aquella vez, los agentes del OIJ se hicieron cargo de los dos jóvenes, mientras que los oficiales municipales decomisaron el carro por un tema de infracciones a la Ley de Tránsito. Las autoridades no revelaron qué pasó con los sospechosos después de la captura.

Trascendió que, tiempo después, uno de los ahora fallecidos recuperó el carro luego de pagar ¢130 mil por las multas que tenía el chuzo.

En cuanto al homicidio de López y García, la Policía Judicial indicó que todavía no han determinado un motivo, solo sospechan que se trataría de un posible ajuste de cuentas.