Adrían Galeano Calvo.6 diciembre, 2019

El empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños disfrutará de la Navidad en la comodidad de su casa, pues le ganó el pulso a la Fiscalía y continuará con el beneficio de usar una tobillera electrónica.

Esto ocurre pese a que el Ministerio Público trabajó para que fuera devuelto a la cárcel y cumpliera prisión preventiva hasta mayo del 2020.

La solicitud de la Fiscalía surgió debido a que el pasado lunes 18 de noviembre la tobillera de Bolaños pasó descargada por cuatro horas.

La decisión de mantener esta medida cautelar fue tomada por una jueza del Juzgado Penal de Hacienda durante una audiencia que se llevó a cabo a las 2 de la tarde de este viernes.

Según Luis Fernando Vargas, abogado de Bolaños, la jueza no tuvo ninguna duda en rechazar la solicitud de la Fiscalía, e incluso aprovechó para pegarle una jalada de orejas al Ministerio Público.

“Consideró que simplemente es que el Ministerio Público quería montar un circo y aprovechar la época navideña”, dijo Luis Fernando Vargas, abogado de Bolaños.
Bolaños recibió el beneficio de la tobillera desde abril de este año. Fotografia: Lilliam Arce.
Bolaños recibió el beneficio de la tobillera desde abril de este año. Fotografia: Lilliam Arce.

“Me llamó la atención que la jueza dijera que ella conocía casos de muchos imputados en los cuales también falló el monitoreo con tobillera, pero que en ninguno de esos había visto que el Ministerio Público tuviera la misma premura para actuar, por lo que los instó (a los fiscales) a que le pusieran la misma atención a esos casos para darles un trato igualitario”, señaló Vargas.

El abogado dijo que, en su opinión, el Ministerio Público simplemente quería montar un circo de la nada y aprovechar la época navideña para amenazar e intimidar a Bolaños.

“La reacción de él fue la de una persona que finalmente siente alivio después de haber pasado por mucha tensión y temor en estos días. Yo estoy en contra de que usen el proceso penal para jugar con las personas y hacerlas sentir algún temor de pasar la Navidad en prisión”, añadió.

Vargas explicó que como la Fiscalía no apeló la resolución ellos continuarán trabajando en el caso y no ocultó la preocupación que sienten por el poco avance que muestra la investigación de las autoridades.

“Es un caso en el que ya tenemos años de esperar por una acusación y ellos no se mueven ni avanzan, por lo que no nos dejan defendernos para que así don Juan Carlos pueda limpiar su nombre”, detalló.

El empresario fue detenido en noviembre de 2017 debido a que es investigado por recibir un crédito de $30 millones otorgado, en apariencia, de forma irregular por funcionarios del BCR. El empresario usaría ese dinero para importar cemento desde China.