Por: Rocío Sandí.   4 julio, 2019

Un hombre de apellido Sevilla fue condenado a 11 años de prisión por un delito que cometió hace 14 años, ya que durante todos estos años trató de evadir la justicia.

El enfermazo atacó y violó en el 2005 a una hermana de la mujer que en ese momento era su novia.

La condena fue dada a conocer por la Fiscalía este jueves y fue dictada en los Tribunales de Heredia, ya que el delito se dio en San Isidro.

El hombre atacó a la joven un día que ella estaba sola en la casa. Foto: Shutterstock.com

El Ministerio Público demostró en el debate que el día en que se cometió el delito, Sevilla llegó a la casa de la menor y al ver que estaba sola, la tiró al piso y cometió el abuso, luego de eso se fue del lugar como si nada.

La víctima tenía en ese momento 17 años y apenas el agresor se fue llamó a los oficiales de la Fuerza Pública para contarles lo que ocurrió.

Los oficiales detuvieron al enfermazo ese mismo día en el lugar de trabajo.

El proceso contra él inició de inmediato, pero en el 2008 fue declarado rebelde porque se escondió de las autoridades para evadir los cargos. Tiempo después el imputado reapareció y el proceso penal se reanudó, pero en el 2015 volvió a tragárselo la tierra, por lo que empezó una nueva búsqueda.

A inicios de este 2019 las autoridades lograron dar con él y reactivaron el caso hasta lograr la condena, la cual fue dictada este miércoles en la tarde.

Los jueces le dictaron a Sevilla seis meses de prisión preventiva mientras la condena queda en firme para evitar que vuelva a escaparse.

Pese a que ya pasaron muchos años desde que ocurrió el delito, la afectada al fin puede estar paz sabiendo que el hombre que la atacó ya está tras las rejas.