Alejandra Portuguez Morales.12 febrero

La oficial de la Fuerza Pública Kimberly Suárez regresó a su casa luego de estar un mes internada en el hospital del Trauma, del INS.

Le dieron la salida este viernes 12 de febrero, cerca de la 1 la tarde.

A Kimberly, de 23 años, le dieron un balazo en la cabeza mientras atendía un caso de violencia doméstica en San Joaquín de Flores, Heredia, el 9 de enero de este año. La llevaron a la Unidad de Cuidados Intensivos de Neurocirugía del Hospital México y el 12 de enero la pasaron al hospital del Trauma.

Jorge Espitaleta, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital del Trauma, dijo que la oficial ha tenido una evolución excelente. Ya incluso es capaz de mantener una conversación.

Kimberly Suárez Narváez, de 23 años, es una guerrera de vida. Foto: Archivo
Kimberly Suárez Narváez, de 23 años, es una guerrera de vida. Foto: Archivo

“Nos alegra de manera importante, ella está en una condición ambulatoria, se le retiraron todas las suturas que tenía por la cirugía realizada (en la cabeza)”, explicó el médico.

La oficial ahora debe continuar su proceso de rehabilitación para que pueda retomar su vida normal.

“Hay que darle seguimiento por otorrino, terapias de lenguaje, física, conductual. En la red de servicios de salud tenemos un fuerte componente de esto y vamos a poder restablecerla y reincorporarse lo más pronto posible a su vida habitual, pero esto nos va a llevar un tiempo”, señaló el doctor.

El médico concluyó diciendo que el milagro de vida de la policía no fue solo médico y científico, sino que ocurrió un proceso de elasticidad cerebral.

“El cerebro logra acomodarse a nuevas cosas, cuando el cerebro es más joven tiene más posibilidad de mejorar algunas de estas funciones”, explicó.

Agregó que la recuperación también ha sido rápida porque Kimberly ha ayudado en el proceso.

Familia alegre

A Kimberly la recogieron en el hospital sus papás y el novio. Salió en una ambulancia de la Cruz Roja custodiada por motorizados de la Fuerza Pública.

Ana Lía Narváez, la mamá de Kimberly, dijo que fue una trabajadora social quien le informó (este jueves) que su hija saldría del hospital este viernes.

“Es una alegría inmensa, no me cansaré de darle gracias a Dios por el milagro que hizo con mi hija, llevarla de regreso al hogar es una felicidad inmensa”, expresó.

Eugenio Hernández, el papá, agradeció a todos los médicos que atendieron a su hija.

Kimberly Suárez Narvaez, salió del hospital en una ambulancia, custodiada de motorizados de la Fuerza Pública. Foto: Prensa INS
Kimberly Suárez Narvaez, salió del hospital en una ambulancia, custodiada de motorizados de la Fuerza Pública. Foto: Prensa INS

Addisson Ríos, el novio de la oficial, dijo que están agradecidos con todo el apoyo que han recibido tanto en el Ministerio de Seguridad Pública como en los centros médicos.

“Tenemos una gran felicidad porque le dieron la salida”, afirmó.

Como recordamos, Kimberly es mamá de una niña de 8 años.

El principal sospechoso de la agresión es de apellidos Ruiz Juárez, de 28 años, y descuenta seis meses de prisión preventiva.