Rocío Sandí.11 noviembre, 2019

El miedo y la dependencia que sienten muchas mujeres que están en una relación violenta les impide salir de esa vida de maltrato, ya que no se sienten capaces de empezar una nueva vida sin su pareja.

Maybelline Temple, más conocida como la Mop que promete, sabe bien lo que es sentir temor y ser abusada, ya que vivió situaciones muy difíciles en su niñez.

Hace unos años ella tuvo la oportunidad de ir a Washington, Estados Unidos, a una capacitación sobre cómo ayudar a mujeres agredidas en los hogares y ahora se dedica a dar asesorías a esas víctimas.

Usted puede denunciar los casos de violencia doméstica al 911. Foto: Grupo Nación.
Usted puede denunciar los casos de violencia doméstica al 911. Foto: Grupo Nación.

Temple dice que casos como el de Eva Morera Ulloa, la joven de 19 años que fue asesinada de un balazo por su expareja el pasado 1° de noviembre, le rompen el alma, pero a la vez son una motivación para trabajar más duro y así evitar que otras acaben de la misma manera.

“La mayoría con las que me ha tocado trabajar no tienen amor propio ni saben cuánto valen, por eso es que sienten que no tienen las fuerzas para romper el ciclo de violencia y salir adelante solas.

“Cuando yo me reúno con ellas lo primero que me dicen es que si dejan al hombre que las agrede no van a poder hacer frente a los gastos económicos, sobre todo cuando hay hijos de por medio. Los hombres agresores son muy manipuladores y les hacen creer a sus víctimas que ellas no son lo suficientemente capaces de independizarse”, explicó la Mop.

La consejera dice que otro de los obstáculos que enfrentan las personas que sufren violencia doméstica es que por lo general viven aisladas, ya que una de las primeras cosas que hacen los agresores es alejarlas de sus seres queridos.

“Estas mujeres pierden a sus amigos y les cuesta contar su realidad a alguien para pedir ayuda, ellas disimulan muy bien el infierno que viven en la casa y se lo guardan para ellas.

“Incluso, cuando una persona decide salir de ese mundo y denunciar, es importante darles acompañamiento porque ellas sienten mucho temor y si alguien no las apoya es probable que se den por vencidas y vuelvan a caer en lo mismo”, relató Temple.

26 femicidios se dieron el año pasado
Maybelline Temple ahora se dedica a salvar vidas de mujeres agredidas. Foto: Facebook.
Maybelline Temple ahora se dedica a salvar vidas de mujeres agredidas. Foto: Facebook.

“Me ha tocado acompañar mujeres a la corte y sentarme con ellas a esperar que las pasen para que pongan la denuncia. Las veo temblar y llorar con mucho miedo, por eso es importante que una persona cercana las acompañe en esos momentos tan importantes”, destacó.

La motivadora asegura que cualquier persona que quiera contactarla puede hacerlo por medio de su página de Facebook “Maybelline la mop que promete”.

“Si algún familiar o amigo de una mujer que sufre violencia quiere pedir ayuda también puede hacerlo, muchas veces esas víctimas logran salir adelante luego de que alguien las echa al agua, porque tal vez ellas solas no se atreven”, aseguró.

Mucho dolor

Datos del Observatorio de Género del Poder Judicial detallan que en lo que va del año se han registrado 11 femicidios. Cuatro ocurrieron en la provincia de Puntarenas, dos en Guanacaste, dos en San José, uno en Limón, uno en Alajuela y uno en Heredia.

De todas estas mujeres asesinadas, solo tres no tenían hijos. Siete de ellas eran madres de niños o adolescentes y una era mamá de un adulto de 31 años.

Las autoridades judiciales revelaron también que, por los 26 femicidios ocurridos durante el 2018, 21 menores quedaron huérfanos.

Si usted ve o escucha un caso de violencia doméstica debe llamar lo antes posible al 911 y reportarlo para que los oficiales de la Fuerza Pública lleguen a atender la situación. El actuar rápido puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Si usted es víctima de violencia doméstica lo primero que tiene que hacer es ir a la Fiscalía más cercana y poner la denuncia para que le den medidas de protección, luego puede acudir al Inamu para recibir asesoría y orientación durante el proceso.