Silvia Coto.15 marzo
Los policías decomisaron 48 armas que ya no estaban en regla. Foto: MSP
Los policías decomisaron 48 armas que ya no estaban en regla. Foto: MSP

El Ministerio de Seguridad Pública desconoce el paradero de 8.706 armas que fueron inscritas por empresas de Seguridad Privada que ya no están breteando.

La institución realizó un megaoperativo en todo el país para ubicar 193 empresa de las 895 que están inactivas; sin embargo, solo dieron con 38.

Los oficiales se pegaron esta breteada durante toda la semana. Con lista en mano, tuvieron que ir hasta las direcciones que tenían registradas de cada empresa para encontrar al dueño o al representante legal de las armas.

Sin embargo, en 155 de las empresas no se sabe nada de los dueños y mucho menos de las pistolas y por eso el temor de las autoridades es que estas hayan caído en manos de la delincuencia.

“Es importante que las empresas de seguridad, sus dueños o representantes legales, que no logramos ubicar, se acerquen a la institución para confirmar que aún tienen las armas de fuego que aparecen inscritas a su nombre”, señaló el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas.

El viceministro de Seguridad, Eduardo Solano, destruyó algunas de las armas decomisadas. Foto: MSP.
El viceministro de Seguridad, Eduardo Solano, destruyó algunas de las armas decomisadas. Foto: MSP.

Después de revisarlas, los policías decomisaron 48 armas que ya no estaban en regla. Seguridad Pública informó que 25 de esas pistolas ya fueron entregadas a la Dirección General de Armamento.

Roberto Méndez, jefe de Servicios de Seguridad Privada, indicó que en algunos casos los dueños aseguraron que no saben dónde está parte del armamento.

Además, señaló que en el 2016 llevaron a 284 de estas empresas ante el Ministerio Público para que explicarán dónde están las armas que tenían inscritas, pero solo una fue multada a pagar ¢100 mil.

Soto aseguró que los operativos por este tema seguirán, la lista empresas que no pudieron ubicar fue publicada en el Facebook del Ministerio de Seguridad Pública.

Los dueños deben comunicarse a la Dirección General de Armamento a los números de teléfono 2216-1800, 2216-1801 o 2216-1802.

En el operativo trabajaron 420 oficiales.