Adrían Galeano Calvo.29 marzo
Los dos hechos por los que Vargas fue condenado ocurrieron en Santa Ana. Foto: Eyleen Vargas
Los dos hechos por los que Vargas fue condenado ocurrieron en Santa Ana. Foto: Eyleen Vargas

A un hombre de apellidos Vargas Vásquez le salió caro meterse a robar a una casa en Santa Ana, San José, y andar en una bicicleta robada, ya que por esas fechorías le recetaron una condena de seis años y seis meses de cárcel.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Penal de Pavas, el cual lo señaló como culpable de un delito de robo agravado y otro de receptación (tener en su poder un objeto robado).

Los jueces tomaron esa decisión el pasado miércoles 24 de marzo, pero la resolución fue dada a conocer por el Ministerio Público este lunes 29 de marzo.

El hecho por el que fue condenado ocurrió el martes 15 de octubre del 2019 en Pozos de Santa Ana, cuando Vargas rompió un portón para meterse a una vivienda.

“Una vez dentro de la propiedad, Vargas empezó a registrar las habitaciones, luego sustrajo un celular, un reloj, un bolso con dinero y una caja de herramientas. Cuando el imputado intentaba huir con los bienes fue observado por una de las personas de esa vivienda”, informó la Fiscalía de Pavas.

Según la acusación del Ministerio Público, ese día Vargas huyó con un botín de ¢885 mil.

Bici robada

La otra parte de la condena contra Vargas se relaciona con un hecho ocurrido el domingo 20 de agosto del 2017, cuando varias personas, aún no identificadas, se metieron a unos apartamentos en Santa Ana y se robaron tres bicicletas.

“Horas más tardes, la Policía Municipal ubicó a Vargas con una de las bicicletas que había sido sustraída anteriormente. De esta manera, el Ministerio Público también evidenció que el imputado cometió un delito de receptación”.