Alejandra Portuguez Morales, Reiner Montero.6 mayo

Un joven de apellidos Araya Arias, de 25 años, fue declarado culpable por el homicidio del juez de tránsito Marco Vinicio Arce Castro y por un robo agravado en contra de la misma víctima.

Los jueces Jeannette Mena, Jeffrey Thomas Daniels y Cristopher Durán Solano del Tribunal Penal de Guápiles explicaron que la evidencia fue suficiente para responsabilizarlo.

Parte de estas fue unas llamadas telefónicas que ligaban a Araya con el crimen y además de que su familia lo tenía escondido.

Así lo indicaron este lunes en la mañana, pero será hasta este martes a la 1:15 de la tarde que le dirán cuántos años de prisión tiene que descontar por los dos delitos.

Los jueces culparon al joven de apellidos Araya Arias, de 25 años por el homicidio del juez en la sala estuvo el papá del acusado (camisa roja). Foto: Reiner Montero
Los jueces culparon al joven de apellidos Araya Arias, de 25 años por el homicidio del juez en la sala estuvo el papá del acusado (camisa roja). Foto: Reiner Montero

Asimismo, el Tribunal le impuso a Araya seis meses de prisión preventiva, debido a que consideraron que hay peligro de fuga, esta va desde el 22 de mayo hasta el 22 de noviembre de este año.

21/12/2017 El juez Marco Vinicio Arce Castro fue asesinado a puñaladas en su casa en Guápiles. Foto: Tomada de Facebook.
21/12/2017 El juez Marco Vinicio Arce Castro fue asesinado a puñaladas en su casa en Guápiles. Foto: Tomada de Facebook.

La jueza Mena sostuvo que el Tribunal no consideró que existiera ensañamiento contra el juez, no obstante, sí le dijo a Araya que la víctima no se esperaba la agresión porque estaba en la tranquilidad de la casa.

“Estamos hablando de un ser humano que estaba tranquilo en la intimidad de su casa, probablemente estaba durmiendo cuando usted llegó y usted le arrancó la vida con una única finalidad de apoderarse de una manera ilegítima de bienes que no le correspondían”, dijo Mena.

Araya escuchó a los jueces en la sala número tres de los Tribunales, la cual estuvo llena de excompañeros de trabajo del juez, así como del papá y dos hermanos del acusado, quienes prefirieron no dar declaraciones.

El crimen del juez de tránsito fue descubierto el jueves 21 de diciembre del 2017, en Coopebijagua #2 de Guápiles, el cadáver fue hallado por una hermana de la víctima, quien se preocupó al no verlo salir para el trabajo.

La víctima fue abogado y durante varios años trabajó en el Poder Judicial, primero como notificador y luego como juez de Tránsito.

Él murió de 45 años, era soltero y no tenía hijos, los investigadores del OIJ descartaron que el homicidio se debiera la función que desempeñó.