Adrían Galeano Calvo.29 mayo
Milagrosamente el cruzrojista solo sufrió golpes leves. Foto cortesía.
Milagrosamente el cruzrojista solo sufrió golpes leves. Foto cortesía.

Un cruzrojista se llevó el peor susto de su vida por culpa de las lluvias, ya que esta combinada con la velocidad provocaron que perdiera el control de la ambulancia que manejaba y chocara contra un árbol.

Afortunadamente, el cruzrojista no sufrió heridas de gravedad.

El accidente ocurrió este miércoles a eso de las 5:20 de la mañana en la carretera que une Filadelfia de Carrillo con Santa Cruz, Guanacaste.

De acuerdo con Marlon Soto, coordinador de la Cruz Roja de Guanacaste, el paramédico, cuya identidad no fue dada a conocer, se dirigía a recoger a un paciente para llevarlo a una cita médica que tenía programada.

“Al llegar al final de una recta y debido a las condiciones del clima perdió el control de la ambulancia y el compañero optó por hacer una maniobra hacia un externo de la carretera para evitar chocar de frente contra otro vehículo”, explicó Soto.

Debido a esta maniobra la ambulancia (1349) del comité de Filadelfia pegó contra un árbol y parte de una cerca. Debido al bombazo una de las puertas y parte del techo del vehículo quedaron despedazados.

“El compañero nos hizo el reporte y de inmediato enviamos una ambulancia del comité de Belén para atenderlo. El compañero presentaba un trauma en la cabeza y algunos cortes pequeños en el rostro por los vidrios que se reventaron”, añadió Soto.

El coordinador de la Cruz Roja indicó que el conductor fue trasladado a un centro médico, pero como se encontraba en buenas condiciones lo llevaron al INS para que se realicen los respectivos trámites por el accidente.

Soto indicó que este accidente no terminó en tragedia gracias a las habilidades del conductor, que al igual que otros es entrenado y capacitado para manejar bajo este tipo de condiciones, aunque destacó que nadie está exento de tener un accidente.