Rocío Sandí, Adrían Galeano Calvo.15 octubre
Las calles de Talolinga de Nicoya se convirtieron en ríos. Foto cortesía Guana Noticias.
Las calles de Talolinga de Nicoya se convirtieron en ríos. Foto cortesía Guana Noticias.

Las fuertes lluvias que han afectado a la provincia de Guanacaste desde el fin de semana pasado mantienen a 85 personas en albergues.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que los lugares más afectados por los aguaceros son Santa Cruz, Hojancha y Nicoya.

Sigifredo Pérez, jefe de operaciones de la Comisión, detalló que las personas que salieron de sus casas lo hicieron de forma preventiva, por seguridad.

Debido a esta situación (la necesidad de evacuar) fue que se habilitaron cinco albergues: dos en Santa Cruz, uno en Hojancha, otro en Nandayure y uno más en Nicoya.

Aunque las condiciones del tiempo han mejorado, las autoridades indicaron que todavía se mantiene la alerta amarilla en el Pacífico norte y la zona norte. El resto del territorio nacional se encuentra en alerta verde.

Werner Stolz, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), informó que el país se encuentra bajo la influencia de un temporal debido a un sistema de baja presión.

Según la CNE, 33 viviendas resultaron afectadas por las inundaciones. Foto cortesía Guana Noticias.
Según la CNE, 33 viviendas resultaron afectadas por las inundaciones. Foto cortesía Guana Noticias.

El experto dijo que ese fenómeno ya está en El Salvador y se espera que este miércoles ya no tenga influencia sobre Costa Rica.

Debido a los fuertes aguaceros las autoridades han atendido 193 emergencias, 103 de estas por inundaciones. Hasta el momento la CNE registra un total de 2.815 personas afectadas.

Preocupados

En comunidades de Guanacaste como Talolinga de Nicoya y Santa Marta de Nosara se vive un ambiente de preocupación, pues los aguaceros no paran.

“Aquí en Nosara estamos muy preocupados porque ha caído mucha lluvia. Los ríos se están desbordando y no sabemos qué situación nos va a tocar vivir en lo que queda de la semana”, dijo Manuel Gutiérrez, un vecino.

Este mismo sentimiento lo tiene don Álvaro Cascante, de Ortega en Santa Cruz y quien contó que todos en el pueblo están cruzando los dedos para que deje de llover, pues hay temor de que los ríos empiecen a hacer estragos.

Las inundaciones han complicado el paso entre varias comunidades. Foto cortesía Guana Noticias.
Las inundaciones han complicado el paso entre varias comunidades. Foto cortesía Guana Noticias.

“Tenemos como quince días de estar con este clima, que es un poco crudo para nosotros. Pienso que de este miércoles en adelante hay que tomar las previsiones del caso porque si sigue lloviendo de esta manera nos vamos a ver afectados tanto por el río Charco como por el río Palmas”, detalló.

Hueco peligroso

Durante la noche del lunes y la madrugada de este martes las lluvias afectaron también Cartago, San José y Alajuela.

Los aguaceros causaron daños en el puente Negro, que está sobre el río Navarro, en Orosi de Cartago; ahí el paso está cerrado.

Además, en Alajuela las autoridades de Tránsito le tienen el ojo puesto a un hueco que se hizo porque un río crecido lavó material de un puente.

El hecho fue reportado el lunes a las 9:30 de la noche en la calle que comunica Tambor con Quebradas.

Afortunadamente las autoridades indicaron que solo se reportan pérdidas materiales. Foto cortesía Guana Noticias.
Afortunadamente las autoridades indicaron que solo se reportan pérdidas materiales. Foto cortesía Guana Noticias.

Cuando se dio la emergencia los vecinos pusieron ramas para evitar que un carro o una moto se fueran. A las 11:30 de la noche llegaron varios tráficos y pusieron vallas y cintas para alertar de la situación.

Los lugareños les piden a las autoridades reparar el daño lo antes posible, temen que si lo dejan así el daño se hará más grande y cortará por completo el paso.

Por su parte la Comisión Nacional de Emergencias indicó que ya están analizando los daños en las carreteras nacionales y cantonales para proceder con los arreglos.

Los trabajos se centrarán principalmente en la ruta 160, la cual comunica Paquera con Lepanto, y que quedó despedazada por las inundaciones.

*Colaboró Guana Noticias