Adrían Galeano Calvo.18 octubre
Quesada pide justicia por el violento ataque que casi le cuesta la vida. Foto cortesía Heysin Quesada.
Quesada pide justicia por el violento ataque que casi le cuesta la vida. Foto cortesía Heysin Quesada.

“Yo siento que soy un verdadero milagro de Dios”, esas fueron las palabras con las que Heysin Quesada Jiménez, de 28 años, recordó cómo sobrevivió a un violento ataque en el que recibió 14 puñaladas por parte de un hombre que la pretendía.

Quesada, quien es mamá de una niña de 10 años y dos chiquitos de 9 y 8 años, contó que ese trágico hecho marcó para siempre su vida, pero aseguró que no permitirá que esa dura experiencia se convierta en un obstáculo que le impida salir adelante.

El terrible ataque ocurrió la noche del sábado 16 de mayo pasado, cuando Heysin se encontraba junto a varios amigos en El Ranchito, en Bambel 2, en Río Claro de Golfito.

El sospechoso de herirla es un sujeto de apellidos Tencio Villareal, quien, según Heysen, se había obsesionado con ella, pero como nunca le dio pelota este se resintió y, aparentemente, decidió acabar con su vida a punta de puñaladas.

De forma milagrosa, la valiente mamá sobrevivió al feroz ataque y fue trasladada en condición delicada al hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón, de donde la enviaron al San Juan de Dios.

Heysen regresó a su casa, en Bambel 2, el domingo 19 de mayo, y a partir de ese día tuvo que hacerle frente a un proceso de recuperación que tardó varias semanas. Según la muchacha lo más difícil fue la parte sicológica.

“Gracias a Dios estoy bien porque puedo caminar y hablar, pero quedé con problemitas en mi mano derecha, el dedito gordo no me quedó bien, pero gracias al Señor me siento bien.

“Me quedaron muchas cicatrices en los lugares donde él me atacó, las tengo en el pecho, los brazos, las manos y hasta detrás de la cabeza”, contó Quesada.

Se siente libre

Heysin contó que pese a las secuelas que le dejó el ataque ella se siente muy contenta, pues Dios le regaló una segunda oportunidad.

Además dijo que parte de esa felicidad que siente se debe a que el sospechoso de herirla finalmente fue detenido en Río Claro de Golfito hace 22 días.

“Me siento feliz porque ahora puedo andar tranquila en la calle, ya no ando con ese miedo que sentía antes, la verdad es que me siento libre”, dijo.

Este hecho también fue confirmado por la Fiscalía de Golfito, la cual señaló que Tencio está cumpliendo prisión preventiva como sospechoso de cometer un delito de tentativa de homicidio.

“Me siento demasiado feliz de saber que ya lo tienen preso”, dijo Heysin Quesada.

Aunque ahora se siente llena de paz, Quesada dijo que durante los últimos meses vivió con mucho miedo e incertidumbre, pues en el pueblo se decía que Tencio la estaba buscando para terminar lo que había iniciado.

“Durante ese tiempo sentí mucho miedo, cada vez que escuchaba un carro o una moto me volteaba porque sentía que era él, gracias a Dios nunca me lo topé, pero si quedé muy nerviosa por lo que me pasó”, añadió.

Fortaleza

Heysin explicó que salir adelante después de vivir una situación en la que tuvo a la muerte de frente no ha sido nada sencillo, sin embargo, encontró las fuerzas que necesitaba en sus seres queridos.

“Mis hijos y mi madre son quienes me han dado las fuerzas para salir adelante, porque la vida sigue y si Diosito me dejó aquí es porque tiene algo grande para mi vida", dijo la joven.

Además, dijo sentirse muy contenta por el hecho de que Tencio finalmente este encerrado, sin embargo, espera que esto no sea solo un alegrón de burro, y que luego lo dejen en libertad para que la siga atormentando.

“Yo lo único que pido es que se haga justicia, porque él no tenía derecho de hacerme eso y me marcó para siempre.

Cada vez que veo mis heridas me siento muy triste, pero luego recuerdo que Dios me dio el mejor regalo de todos: una segunda oportunidad".