Adrían Galeano Calvo.27 junio
El bicho fue detenido cuando caminaba de forma sospechosa por Tibás. Foto OIJ
El bicho fue detenido cuando caminaba de forma sospechosa por Tibás. Foto OIJ

Para no hacer mucha bulla mientras robaba dentro de casas, un maleantazo de apellidos Upchurch Zenon se quitaba los zapatos y los dejaba a un lado de la ventana por la cual iba a escapar.

Bajo este método, el vivazo se metió a seis viviendas en Llorente de Tibás y logró un botín valorado en más de ¢8 millones.

Las fechorías de Upchurch llegaron a su fin este jueves, pues fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública y del OIJ cuando andaba caminando de forma sospechosa por esta misma comunidad tibaseña.

La Policía Judicial indicó que el maleantazo es sospechoso de seis delitos de robo agravado y uno de abuso sexual, pues en uno de los robos habría atacado a una mujer.

De acuerdo con las investigaciones, Upchurch llegaba hasta las casas brincándose las tapias, luego buscaba alguna ventana con celosías, las quitaba y se metía calladito.

De acuerdo con los investigadores, en tres delos casos Upchurch se encontró con los ocupantes de las casas, pero en lugar de salir huyendo el bicho sacó un puñal para amenazarlos y obligarlos a que le entregaran sus pertenencias.

En los otros tres casos el maleantazo se metió a las casas y salió con el botín sin que nadie se diera cuenta.

“Entre los objetos robados se encuentran computadoras portátiles, joyas, pantallas, teléfonos celulares, entre otros”, detalló el OIJ.

Finalmente Upchurch fue puesto a las órdenes del Ministerio Público para que se le abra una causa por los 7 delitos con los que es vinculado.