Adrían Galeano Calvo.15 abril
El taxista fue llevado al hospital México. Fotos: Mayela López
El taxista fue llevado al hospital México. Fotos: Mayela López

Un taxista de apellido Loaiza, de 56 años, fue atacado a puñaladas por dos maleantazos que se hicieron pasar por clientes para robarle sus pertenencias y hasta el carro que manejaba.

Pese a las heridas que recibió, Loaiza logró pedir ayuda y afortunadamente está fuera de peligro.

El violento ataque ocurrió este martes a las 8 de la noche en Paso Ancho, en San José.

De acuerdo con la versión del OIJ, el taxista pasaba por San Pedro de Montes de Oca, cuando los sospechosos lo detuvieron para pedirle que los llevara a Paso Ancho.

Uno de los maleantes se sentó en el asiento del acompañante, mientras que el otro se subió en la parte trasera del taxi.

“Cuando llegaron al destino, en apariencia el hombre que iba en el asiento del acompañante sacó un arma blanca para atacar al ofendido, se presume que para asaltarlo, sin embargo, este forcejeo con él.

“En ese instante el que iba atrás le agarró la cara a Loaiza, mientras el otro hombre se bajó y logró sacar al ofendido del taxi y herirlo una vez más con arma blanca, para luego llevarse el taxi y dejarlo a él ahí”, informó el OIJ.

A como pudo el taxista logró pedir ayuda y fue llevado por la Cruz Roja al hospital México. Loaiza tenía una herida en su mano izquierda y otra en la nalga izquierda.

Trascendió que poco después del ataque, el taxi de Loaiza fue hallado por las autoridades, abandonado en Naciones Unidas, en San José. El carro fue entregado a una persona autorizada por la víctima.