Rocío Sandí.23 mayo

Un maleante que se hizo pasar por cuidacarros al parecer fue quien escogió dos vehículos para que sus compinches se los robaran.

Se trata de un hombre de apellido Marín, de 36 años, quien fue detenido este jueves en la mañana cuando los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanaron su casa en Tirrases de Curridabat.

El líder de la agrupación fue arrestado en su casa, en Agua Caliente de Cartago. Foto: Suministrada por Keyna Calderón.
El líder de la agrupación fue arrestado en su casa, en Agua Caliente de Cartago. Foto: Suministrada por Keyna Calderón.

Los investigadores también arrestaron a otros tres hombres, uno de apellido Hidalgo, de 41 años y líder de la banda, quien fue detenido en Agua Caliente de Cartago; otro de apellido Arguedas, de 21, capturado en Los Guido de Desamparados; y el último apellidado González, de 25, a quien le cayeron en Higuito, también en Desampa.

La Policía Judicial detalló que esta banda estaría relacionada con al menos dos robos de carros ocurridos el 17 de enero pasado en Sabanilla, en las cercanías de la sede central de la UNED.

Al parecer Marín, quien tiene antecedentes penales por robo, estaba en el lugar haciendo la pantomima de que era ‘guachi’ e identificó dos carros con características como las que el grupo buscaba, por lo que llamó a sus amigos para que llegaran a robárselos.

Además, presuntamente, mientras los delincuentes abrían los vehículos, el falso cuidacarros los tapaba y a la vez vigilaba que nadie se diera cuenta de lo que estaban haciendo.

En los operativos de este jueves, los agentes del OIJ decomisaron un carro en el que supuestamente los ladrones llegaron a cometer los robos y también prendas de vestir que habrían usado el día de los atracos.

Las autoridades no descartan que la agrupación esté relacionada con otros robos similares.

El OIJ hizo cuatro allanamientos en los que decomisó un carro, ropa y otras evidencias. Foto: OIJ
El OIJ hizo cuatro allanamientos en los que decomisó un carro, ropa y otras evidencias. Foto: OIJ
Ciudadanos indefensos

Al consultarle al abogado Boris Acosta sobre cómo puede defenderse un ciudadano de los cuidacarros mañosos que en ocasiones hasta amenazan a las personas, él comentó que el panorama no es nada alentador.

“Hay vacío legal con respectos a estas personas que cuidan vehículos en las calles, nadie tiene un control de ellos, no se sabe cuántos son, ni quiénes son, lo que sí se sabe es que en muchas ocasiones ellos le dicen a los choferes que, si no les pagan, al carro le podría pasar algo, o sea, prácticamente estamos hablando de una extorsión”, detalló el abogado.

“Ese es un oficio que no tiene un sustento legal, en el que un usuario paga por un servicio que nadie le garantiza porque no hay seguros ni pólizas de por medio. Si uno deja el carro a cargo de un cuidacarros mientras va a una actividad y cuando sale el carro no está y el supuesto vigilante tampoco, ¿a quién se le va a reclamar?”, agregó.

Las estadísticas del OIJ indican que en lo que va del año, en todo el país se han recibido 1.634 denuncias por robo de vehículos.

4.935 vehículos fueron reportados como robados el año pasado.