Rocío Sandí.21 mayo
La familia de Luis Alonso visitó a la Reina de Los Ángeles en diciembre pasado. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.
La familia de Luis Alonso visitó a la Reina de Los Ángeles en diciembre pasado. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.

Doña Sonia Gutiérrez ya no sabe qué más hacer para encontrar a su hijo menor Luis Alonso Ramírez Gutiérrez, de 19 años, de quien no sabe nada desde hace nueve meses.

En diciembre del año pasado la preocupada mamá y otros familiares visitaron a La Negrita de Los Ángeles, en Cartago, y le llevaron un par de zapatos de cuando el joven era bebé, para pedirle a la Virgen que la ayude a encontrarlo.

“Ella también es madre y por eso espero que me ayude a dar con mi muchacho, yo tengo esa fe. Los zapatos que le llevé como ofrenda los tenía guardados en mi closet, también tengo el trajecito con el que lo bautizamos y otras cosas de él.

“Este tiempo ha sido muy duro, solo Dios me ha dado la fuerza para seguir adelante pese a la incertidumbre de no saber en qué condiciones está mi muchacho”, agregó.

Este martes los familiares de Luis Alonso cumplen 11 meses de no saber nada de él y la tristeza es más grande aún porque el próximo sábado 25 de mayo cumpliría sus 20 años.

Estos fueron los primeros zapatos que usó Luis Alonso. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.
Estos fueron los primeros zapatos que usó Luis Alonso. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.

Ana Ramírez, hermana del joven, dice que la desesperación de no saber si él está vivo o no les quitó la paz.

“Yo quiero pensar que él está bien y que lo vamos a encontrar, pero también tengo que pensar en todas las opciones. Si alguien le hizo algo malo a mi hermano lo perdonamos de corazón, pero le rogamos que nos diga dónde está el cuerpo para poder sepultarlo”, expresó la dolida mujer.

Ella cuenta que periódicamente han estado preguntando en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) si tiene datos nuevos, pero de una forma fría y cortante les dicen que no.

“Uno entiende que ellos tienen mucho trabajo y que el caso de mi hermano no es el único que tienen que investigar, pero uno quisiera que el proceso fuera más rápido porque es muy duro no tener noticias”, contó.

“El estar en la casa nos hace recordarlo a diario, el cuarto de él está intacto y todos los días lo recordamos y hablamos de él. También, los 21 de cada mes nos reunimos con familiares y vecinos para hacer un rosario y pedirle a Dios que nos ayude a encontrarlo.

El joven desapareció el 21 de agosto del años pasado en Barva de Heredia. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.
El joven desapareció el 21 de agosto del años pasado en Barva de Heredia. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.

“Hasta hemos tenido que estar tomando medicamentos para poder regresar a nuestras actividades cotidianas, eso nos ayuda a no entrar en depresión”, añadió.

Ella dice que han hablado muchas veces con los amigos de Luis Alonso para preguntarles si han escuchado algo nuevo, pero nadie tiene noticias, también han conversado la posibilidad de contratar un detective privado, pero como es tan caro se les dificulta mucho.

20 años cumpliría el sábado Luis Alonso
Día fatal

El joven desapareció el 21 de agosto del año pasado. Las últimas personas que lo vieron fueron unos amigos que compartieron con él en el parque de Barva de Heredia.

Ese martes el llegó del trabajo y le dijo a su mamá que saldría un rato con los compas, pero que llegaría temprano porque tenía que madrugar el día siguiente para ir a trabajar, sin embargo, nunca regresó.

Este es el altar que los familiares hicieron para rezar este martes, como lo hacen los 21 de cada mes. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.
Este es el altar que los familiares hicieron para rezar este martes, como lo hacen los 21 de cada mes. Foto: Cortesía de Ana Ramírez.

Lo más extraño de todo es que un día después de la desaparición, el celular de Luis Alonso apareció en barrio San José de Alajuela. Desde ese día no han tenido nuevas pistas.

Los allegados le piden a la gente que si sabe algo del caso o han escuchado algún rumor, llamen a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.

“Si alguien tiene una pista no es necesario que de el nombre, nada más le pedimos que le cuente a la Policía lo que sabe y así nos ayude a acabar con esta incertidumbre para poder tener paz”, suplicó Ana.

Ana Ramírez, hermana del desaparecido: “Yo siempre veo videos de mi hermano y fotos de él, me gustaría verlo en sueños, pero no he podido”.