Silvia Coto.24 enero
Doña Xinia Moya asegura que ella no va a descansar ni dejar de preguntar por su hija, Foto: S. Coto
Doña Xinia Moya asegura que ella no va a descansar ni dejar de preguntar por su hija, Foto: S. Coto

Una pista esperanzadora recibió doña Xinia Moya sobre el posible paradero de su hija, Helen Alpízar Moya de 30 años.

Al parecer, la mujer, quien está desaparecida, podría estar en Alajuelita, en San José.

Está angustiada mamá nos contó que después de que La Teja publicó (18 de enero) lo que ella ha tenido que vivir a partir de abril del 2019, día en el que vio por última a Helen, recibió información de que una joven con características físicas muy parecidas a las de su hija ha sido vista en ese popular cantón josefino.

“No le puedo decir lo que yo sentí con esa información, porque en Guácimo todos me dicen que a mi hija me la mataron. A mí estas personas me dijeron que una muchacha, que tiene la carita muy fina como la de mi hija, se sentó con unas bolsitas por el parque”, dijo la mamá llena de esperanza.

Lo que a la mamá le da más confianza es que su hija vivió durante mucho tiempo en Alajuelita, cerca del Megasuper.

A raíz de esa información, ella se fue el viernes pasado para la tierra del chinchiví con el fin de tratar de encontrar a su hija.

“Ya no aguantó la angustia que tengo, agarré la foto que el OIJ publicó de ella y la imprimí. Me fui desde Coronado, que es donde yo vivo, hasta allá (Alajuelita) y las pegué en los buses que me subí y en todos los postes y lugares en los que me dejaron”, dijo la mamá

La foto de la joven fue pegada en varios buses. Foto: Cortesía
La foto de la joven fue pegada en varios buses. Foto: Cortesía

“Los señores que venden aguacates frente a la iglesia me dijeron que una muchacha estuvo sentada hace cuatro días en ese lugar y que llevaba unas bolsas. Me contaron que le hicieron conversación, pero ella les dijo que la mamá vivía en Higuito, por lo que dudé que fuera mi hija, pero esos señores insisten que la carita de esa muchacha es muy parecida a la foto de mi hija. Ellos fueron muy amables conmigo.

“Ella debe pensar que yo todavía vivo en Guácimo”.

Doña Xinia caminó por todas partes y aseguró que debido a su insistencia por enseñarle la foto a la gente, unas personas que se topó le aseguraron que la conocían y que la vieron con un muchacho que, según Moya, sería el padre de su nieta, la hija de Helen. Esta noticia ilusiona aún más a esta desesperada mamá.

“Fui a la municipalidad de Alajuelita y ellos me ayudaron mucho, me prometieron subir la foto de mi hija en un Facebook que ellos tienen y también le tomaron fotos a las imágenes que yo llevaba para pegarlas y estar pendientes por si la llegan a ver”, dijo la mamá.

Moya confiesa que cuando ella salió de su casa lo hizo con la esperanza de que en Alajuelita la iba a encontrar abrazarla y llevársela para su casa, pero no fue posible.

La mamá pegó fotos en los poste en Alajuelita y en algunos locales. Foto: Cortesía
La mamá pegó fotos en los poste en Alajuelita y en algunos locales. Foto: Cortesía

Helen se fue de su casa cuando tenía 13 años, pero su mamá la entregó al PANI pues aseguró que no le iba permitir andar haciendo lo que quería. No obstante, cuando la mujer cumplió la mayoría de edad empezó a tener relaciones complicadas y hasta cayó en la prostitución.

La mamá nos contó que tenía una pareja que la golpeaba, la dejaba amarrada, abusaba de ella y hasta la hizo perder un bebé a golpes. Ese hombre, según ella, fue detenido por narcomenudeo y está preso.

El mayor temor de Moya, es que este hombre amenazaba a su hija aún estando en la cárcel, ya que le decía que la iba a mandar a matar. Helen desapareció de una casa en las cercanías de Guácimo, donde estaba viviendo.

“Ella nunca pasaba más de dos meses sin llamarme para que yo supiera que estaba bien, pero vea todo el tiempo que ha pasado”, dijo la mamá.

Doña Xinia vio a Helen la última vez en abril del 2019 y la última llamada que tuvieron fue en diciembre de ese año. Desde ese momento, ella no volvió a saber nada sobre su hija.

“En estos días el OIJ me llamó y me dijo que necesitan hacerme unas pruebas de ADN en la Medicatura Forense. Ellos me van a decir qué día debo de ir y eso me hizo sentir muy triste, aunque no me dijeron nada más”, dijo la mamá.

Román Marchena, jefe del OIJ de Guápiles, informó por medio de la oficina de prensa, que en el caso de la joven han realizado muchas diligencias desde que se denunció su desaparición.

Marchena detalló que la han buscado en distintas zona de Guápiles y Guácimo, en la morgue, en hospitales y hasta en la cárcel, sin resultados positivos. Además agregó que ellos también han recibido información de que se encuentra en Alajuelita, pero que las veces que han ido a ese cantón no la han podido ubicar.

Si usted sabe algo de Helen, quien es madre de dos hijos que están en custodia de su mamá y la hermana, puede llamar al 800-8000645 del OIJ.