Adrían Galeano Calvo.5 febrero
A la mujer no le importó estar recibiendo consumidores de droga en su casa. Foto OIJ
A la mujer no le importó estar recibiendo consumidores de droga en su casa. Foto OIJ

Una mujer de 50 años y su hijo de 32, ambos de apellidos Vargas Fonseca, estaban llenándose los bolsillos sin siquiera salir de su casa pues decidieron convertir su hogar en un “negocio” dedicado a la venta de drogas, especialmente de piedras de crack.

El negociazo familiar llegó a su fin este martes luego de que agentes de la Sección de Estupefacientes allanaran la vivienda, ubicada en las Luisas, en Granadilla Norte de Curridabat, San José.

El OIJ venía siguiendo la pista a esta narco familia desde hace varias semanas, luego de determinar que varios consumidores de droga de la zona llegaban con mucha frecuencia a tocar la puerta de esa casa.

Por medio del allanamientos los agentes lograron decomisar algunos puchos de marihuana y aproximadamente ¢400 mil en billetes de ¢2.000, ¢5.000 y ¢10.000.

Otro golpe al narco

El OIJ también le dio otro golpe al narco, pero esta vez en la localidad de San Alberto de Siquirres, Limón, donde detuvo a una mujer y a tres hombres que también se dedicaban a la venta de drogas al menudeo.

Los sospechosos fueron identificados como dos extranjeros de apellidos Duarte Jirón y Duarte Aragón, un hombre apellidado Quirós Cerna y una mujer de apellidos León Sánchez.

Luego de allanar tres casas los agentes lograron decomisar varias piedras de crack, dinero en efectivo que no había sido contado y una pistola.

Tanto los detenidos en Curri como los de Siquirres fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público.